¿Pagar por contenidos? Los usuarios están poco dispuestos

Los medios digitales continúan con su búsqueda (en ocasiones un tanto a la deriva) de un modelo de negocio sostenible a largo plazo, que no les haga exclusivamente dependientes de los ingresos publicitarios.

Hace unos días, el magnate Rupert Murdoch, dueño del grupo News Corporation (al que pertenecen diarios como “Wall Street Journal” o “The Times”), planteaba la posibilidad de implantar antes de un año el cobro por el acceso a sus contenidos digitales, considerando que el modelo actual de acceso libre no funciona.

Murdoch estudia extender al resto de su imperio mediático el modelo que ha funcionado en el diario económico WSJ, que recibe una buena parte de sus ingresos por suscripciones online. ¿Funcionaría el modelo en otro tipo de contenidos accesibles a través de la Red?

El asunto es dudoso, ya que hay que tener en cuenta que el del WSJ es un caso atípico, puesto que se trata de información muy especializada, que no es fácil conseguir –gratis- en otras webs, y además muchas de sus suscripciones provienen de empresas y colectivos profesionales, no de particulares.

Una encuesta informal (no busquen demasiado rigor científico en ella) elaborada por CNN entre sus lectores ha sondeado su postura ante el cobro por el acceso a los contenidos, y no parece que los usuarios estén muy dispuestos a pagar.

En general, los usuarios consideran que siempre habrá sitios en Internet que ofrezcan contenido gratuito, y por tanto las webs que pretenden establecer un modelo de cobro por acceso no tendrán muchas posibilidades de prosperar.

Otros pronostican la muerte de los medios tradicionales, reemplazados por un sistema de información más abierto y democrático, en el que agregadotes de noticias, blogs o foros de opinión reemplazarían a los periodistas tradicionales.

Incluso los académicos y profesionales del sector no ven viable el modelo que propone Murdoch. Según Roy Greenslade, profesor de periodismo en la Universidad de Londres, los casos de WSJ y Financial Times son excepciones, sostenidas por una elite financiera que necesita información para su toma de decisiones en inversiones.

“Establecer un medio de pago en sitios de información general sería contraproducente. Estamos en un entorno de medios gratuitos, noticias gratuitas e información gratuita”, opina Greenslade.

Con este panorama, los medios digitales deberán seguir probando fórmulas en busca de la viabilidad de sus negocios. El lanzamiento del nuevo Kindle DX, diseñado para descargar y acceder a las ediciones digitales de los periódicos, es una nueva esperanza a la que a se han apuntado diarios como New York Times, Washington Post y Boston Globe.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios