Palm cumple con sus propias rebajas

Definitivamente, la empresa líder (por el momento) en el mercado de las handhelds no está teniendo un buen comienzo de milenio. Primero se enfrentó a un importante descenso en las ventas y a la pérdida continuada de cuota de mercado frente a sus competidores Handspring y Compaq (que ya se ha llevado la medalla de oro hablando de ingresos). Luego vinieron la rebaja en sus expectativas de resultados, el anuncio de despidos y la caída de su acción a la altura del rodapié del Nasdaq (con los consiguientes rumores de compra). Por último llegaron las declaraciones de su CEO comentando la posibilidad de dividir el negocio en software y hardware, en lo que todo el mundo consideró un claro movimiento defensivo para evitar ser engullido a precio de saldo. Ahora se encuentra con unos resultados algo dudosos entre manos.

Palm ha cumplido, en algunos casos mejorado, en sus últimos resultados trimestrales con las expectativas; lo malo es que eran unas previsiones que la propia compañía rebajó tiempo atrás. Sus ingresos han caído nada más y nada menos que un 53% respecto al mismo periodo del año anterior, pero han alcanzado los 165,3 millones de dólares cuando la empresa había predicho que oscilarían entre los 140 y los 160. Las pérdidas totales ascienden a 392,1 millones de dólares, siendo las pérdidas operativas de 89,2 millones, o 16 centavos por acción, cuando diferentes analistas estimaban 19 centavos de pérdida.

Inasequible al desaliento, la empresa estadounidense persiste en su empeño de volver a presentar beneficios dentro de dos trimestres gracias a su política de recorte de gastos, que contempla un buen número de despidos.

  • En SiliconValley.com


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios