BAQUIA

Palomitas cibernéticas

Internet es, más que nunca, una herramienta multiusos. Se ha convertido en una empresa global llena de posibilidades a través de la que se pueden adquirir viajes, comprar ropa, acudir a subastas, hacer transacciones bancarias o, incluso, saltarse las colas de las tediosas administraciones públicas. Todo sin moverse de la habitación y con unos cuantos clics.

Ahora, parece que la Red también afectará a los cines tal y como los conocemos, aunque no por culpa de la piratería. Y es que, al igual que los cantantes de pequeñas discográficas, los productores y directores de películas independientes han encontrado en Internet a un poderoso aliado para mostrar su trabajo al público.

Aquellos que siempre se quejaron ante el poder de Hollywood, el poco apoyo que les facilitaban las salas, y la escasa repercusión que tenían sus películas al no contar con una campaña de marketing, ya tienen la solución: Internet. Cada vez proliferan más las salas online, como MoviePol, que ofrecen estrenos a través de la Red para que lleguen a cualquier usuario del mundo.

Así que será cuestión de aprovisionarse de unas cuantas bolsas de palomitas y refrescos, encender el ordenador, apagar las luces y disfrutar de la sesión. Además, sin tener que aguantar los comentarios de los del asiento contiguo. Perfecto.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios