BAQUIA

Paseando por los nuevos mercados europeos

La expresión “Europa es un mosaico” es aplicable a casi todo: cultura, historia, religión, arte, idiomas… En algunos casos es enriquecedor, en otros es una desgracia: el hecho de que Europa sea un mosaico de monedas y mercados de valores no la ha beneficiado en absoluto. Nunca resulta beneficioso complicarle la vida a los inversores, sobre todo a los norteamericanos y asiáticos.

El euro ha solventado uno de los problemas, en las bolsas europeas hay un antes y un después de la moneda única. Otro problema que se ha puesto de manifiesto hace pocos años es la imposibilidad de las pujantes empresas tecnológicas, clave de la Nueva Economía, de financiarse en las plazas tradicionales. Muchos países están solventando el problema creando bolsas alternativas: los Nuevos Mercados.

El porqué de los nuevos mercados

Las empresas tecnológicas se caracterizan por ser inversiones de elevadas posibilidades pero de alto riesgo, la gran mayoría no cumplen las condiciones necesarias para acceder a los parqués de toda la vida.

Crear unos mercados alternativos más flexibles es una forma de facilitar a este tipo de compañías un modo de financiación sin distorsionar los mercados tradicionales. De esta manera aquél que quiera inversiones arriesgadas sabe dónde encontrarlas.

Bélgica, Alemania, Francia, Italia, Holanda y Reino Unido ya cuentan con nuevos mercados desde hace varios años.

Por si alguien se pregunta por qué querría alguien invertir en empresas tan inciertas, es importante recordar una regla de oro, tan vieja como el dinero: A mayor riesgo, mayor rendimiento. CMGI invirtió 3,2 millones de dólares en el 80% de Lycos que se revalorizaron en un 240.000%. Tal cantidad de miles de millones compensan con creces otras inversiones fallidas.

Este ejemplo deja claro que estos mercados no son demasiado recomendables para pequeños inversores ni para particulares que quieran ver crecer sus ahorrillos sin demasiado riesgo.

La alianza Euro Nuevo Mercado

El Euro NM agrupa a las bolsas europeas de alto crecimiento. Este índice, que es una suma de valores tecnológicos, creció un 106% el último año, un 800% desde 1996.

Aún así sigue faltando una unificación real y una ampliación de horarios para abrir las puertas a los inversores estadounidenses y asiáticos.

La alianza está compuesta por el Neuer Markt, el Nouveau Marche, el NMAX de Amsterdam, el Euro.NM belga y el Nuovo Mercato. El Nuevo Mercado español también formará parte.

De esta alianza se escapan los mercados escandinavos, que tienen su importancia por contar con valores como Nokia o Ericsson. Solo Nokia equivale a más de la mitad de la bolsa española.

El Neuer Markt alemán

El potente Neuer Markt es el nuevo mercado nacional más exitoso; está valorado en más de 80.000 millones de dólares, fue creado en 1997 con 2 compañías, y hoy tiene más de 200.

Muchos creen que está bien posicionado y es lo suficientemente sólido como para ser el `nuevo Nasdaq¿ europeo, es decir, el mercado paneuropeo que todos desean. Pero tener tantas empresas es un arma de doble filo, los limitados inversores del nuevo mercado alemán no pueden abarcar tanto y se pierde liquidez.

El canto del cisne del Easdaq

El Easdaq (antigua ambición de un Nasdaq paneuropeo) nació en Bruselas en 1996, y durante 4 años ha estado luchando por abrirse un hueco sin conseguirlo. Actualmente cotizan sólo 66 valores y no tiene demasiada importancia. Los Nuevos Mercados como el Neuer Markt le hicieron mucho daño.

El poderoso Nasdaq americano, su socio inicial, ha anunciado su intención de saltar el charco en un año, y eso puede darle la puntilla definitivamente.

La sombra de Nasdaq es alargada

El Nasdaq ha crecido un 2.306% desde 1971, frente al 950% del menos arriesgado Dow Jones. El 88% de las empresas que salieron a bolsa el último año en EEUU lo hicieron en este índice.

Sólo en 5 años las empresas puras de Internet han pasado de la inexistencia a la total trascendencia en los mercados de valores. El 26% de las empresas que cotizan en el Nasdaq son valores tecnológicos y de Internet, y suponen el 74% del valor total de este mercado.

Está planeado que el Nasdaq europeo empiece a operar dentro de un año con sede en Londres. Si los planes se cumplen Nasdaq Japón será una realidad en el año 2002.

Pero de nuevo se pone de manifiesto la necesidad de algún tipo de mercado unificado que facilite el trabajo a los inversores.

El Nuevo Mercado español

Más vale tarde que nunca. En unas semanas será una realidad el Nuevo Mercado español. El Gobierno, la CNMV y la Sociedad de Bolsas se han visto obligadas a aceptar esta necesidad tras éxitos como el de Terra (2º valor de la Bolsa) que obligaron a tomar medidas excepcionales para que no se colapsara la cotización de sus títulos.

Parece que los requisitos serán muy similares a los de la vieja bolsa: 200 millones de pesetas de capital y 100 accionistas como mínimo, pero los márgenes de oscilación serán de un 20% en vez de un 15%, una ampliación muy tímida para muchos.

También se introduce una nueva figura, tradicional en otros mercados: la del creador de mercado, una especie de mago generador de liquidez cuando sea necesario.

Los posibles candidatos al Nuevo Mercado son Lanetro, Netjuice, Inicia, JIF, Navegalia, Yahoo!, Meta4, Alehop… Algunas ya cotizan en el Nasdaq americano.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios