BAQUIA

Pasito a pasito, hacia la revolución

Algo tiene que tener Internet para que cada vez más gente, especialmente los jóvenes, pase de la “caja tonta” y acceda a los contenidos audiovisuales a través del ordenador. Ese algo podría concretarse en haber hecho posible un cambio radical de actitud del espectador: de pasivo a activo, de comulgar con la programación de las cadenas a elegir lo que quiere ver, de mero receptor de mensajes a creador de contenidos… Hasta los grandes estudios cinematográficos parecen ser ya plenamente conscientes de que el futuro de la distribución de sus productos no pasa por la gran pantalla, sino por los monitores personales, y han firmado un acuerdo de distribución de sus películas con BitTorrent. No, si al final va a ser cierto eso de que el cliente siempre lleva la razón.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios