BAQUIA

Patrullero Gadget en el cuarto de baño

No todos los avances de la electrónica tienen por qué situarse en el dormitorio, la cocina o el salón. También el cuarto de baño puede ser un buen lugar para que los gadgetófilos den rienda suelta a su afición por la cacharrería. Estos son algunos de los aparatos que podrían encontrarse perfectamente en esta habitación de la casa.

Panasonic Intimist Bidet, nada es ya lo que era

Panasonic ha tenido la ocurrencia de integrar un dispositivo electrónico a la taza del water que responde al nombre de Intimist Bidet. ¿Y qué es lo que hace exactamente? Pues determina la temperatura del asiento a gusto del usuario entre 18 y 35 grados, y para una mayor higiene, incluye pulverizadores de agua retráctiles y controlables por computadora y un sistema de aire caliente para el secado. Además, cuando detecta la proximidad de un ser humano, se pone en marcha él solito.

Este peculiar artilugio, ideal para aquellos que gustan de ver botones en todos sus enseres, tiene dos modelos diferentes que se pueden encontrar por unos 600 y 700 dólares respectivamente. Aquellos que se decidan a comprarlo deben tener en cuenta que conviene avisar a las visitas para evitar sobresaltos.

Con la música a la ducha

Lo de cantar en la ducha, se tenga o no buena voz, es una práctica bastante extendida. Para hacerlo con el acompañamiento apropiado y sin peligro de electrocutarse destaca CD Shower Companion, el primer reproductor de CDs estéreo sumergible que viene equipado también con una radio digital, opciones de memorización de emisoras, reloj y alarma.

CD Shower Companion, diseñado por Sharper Image, uno de los lugares de reunión míticos para los aficionados a los gadgets, viene en tres colores: azul, gris pálido y grafito. Pesa menos de 800 gramos, por lo que se puede utilizar como reproductor portátil fuera de la ducha, y cuesta 190 dólares.

Los que no se quieran gastar tanto dinero y prefieran la compañía de la radio en vez de la de sus discos compactos está Wilson WSRM. Es una radio AM FM que destaca del resto de transistores sumergibles porque incluye un espejo que no se empaña con el vaho, por lo que resulta bastante útil para aquellos que se afeitan dentro de la ducha. Vale unos 30 dólares.

Sobre pesos y medidas

Como sustituto de la conocida báscula de baño, uno de los artilugios preferidos de la popular Bridget Jones, está Handheld BodyFat Analyzer. La primera vez que uno enciende este pequeño dispositivo debe introducir sus datos personales, y en las siguientes sesiones, sólo presionando las palmas de las manos contra unos electrodos y gracias al sistema de análisis de grasa corporal BIA (Bioelectrical Impedance Analysis), sabrá si se ha excedido tomando helados.

Por su pequeño tamaño (pesa apenas 85 gramos) no es necesario tenerlo confinado entre las cuatro paredes del cuarto de baño. Cuesta 90 dólares.

Para los que prefieran algo menos portátil y más convencional que depositar en el suelo del baño, también están las básculas digitales. Menos originales (hay muchísimos modelos desde hace bastantes años), pero mucho más indicadas para comprobar el peso diariamente mientras uno se lava los dientes. Dentro de esta modalidad podríamos destacar este peso, con una pantalla de cristal líquido, sin partes móviles para evitar averías y la posibilidad de pesar en libras o en kilogamos. Además, se apaga automáticamente. Está disponible por 60 dólares.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios