BAQUIA

Patrullero Gadget se prepara para fotografiar el verano

Dado que se acerca a pasos agigantados el verano, la época del año en la que más material fotográfico (sobre todo carretes) se vende por razones obvias, Patrullero Gadget ha decidido presentar toda una nueva remesa de cámaras digitales, un adminículo electrónico cada vez más de moda, con las que poder plasmar las aventuras estivales.

Entre las cámaras seleccionadas se encuentran una de las primeras incursiones de Logitech en la fotografía digital, una cámara de Casio que aparenta ser un reloj, una cámara con una buena relación calidad precio de Best Buy, un gadget híbrido traído a España por Oregon Scientific y dos novedades tradicionales de Kodak.

Logitech Pocket Digital Camera, buena, bonita y barata

Presentada a principios de junio, es la apuesta más seria de Logitech hasta le momento por adentrarse en el mundo de la fotografía digital. Esta compañía de origen suizo, reina absoluta de los dispositivos de escritorio y conocida principalmente por sus extraordinarios ratones, ha desarrollado una cámara que tiene mucho en común con sus otros productos. Hablamos principalmente de un diseño muy cuidado, de aluminio pulido, y de una ergonomía muy bien estudiada.

De todas maneras, Logitech nunca descuida las prestaciones, y en la Pocket Digital se pueden almacenar más de 52 imágenes con una resolución de 1.3 megapixel. Incorpora un sistema de proceso de imagen denominado Autobrite, para mejorar la calidad de las imágenes tomadas en zonas donde se mezclen las luces y las sombras, una batería de litio y conexión USB. Incorpora el software Logitech’s Pocket Digital 5.0, que incluye el programa de edición MGI Photosuite 4 SE.

Evidentemente, no es la cámara que más calidad aporta de las que hay en el mercado por ese precio (aunque tampoco es que sea nada cara, ya que cuesta unos 189 euros), pero su reducido tamaño, muy poco más grande que el de una tarjeta de crédito, la convierten en una buena opción para aquellos que deseen llevarla consigo a todas partes, algo que en muchos casos no es posible con un cacharro algo más voluminoso.

Easy Point & Click PRO, de pata negra

Esta nueva cámara de Best Buy, que también ha hecho acto de presencia en junio, cuenta con 3.1 megapixels de resolución fotográfica, que no está nada mal. Puede hacer fotos a una resolución de 2048×1536 en alta calidad, 1600×1200 en calidad media y 800×600 en baja calidad. También se pueden grabar con ella pequeños fragmentos de vídeo.

Viene equipada de serie con una tarjeta CompactFlash de 16 MB, con la que puede almacenar hasta 180 fotos a baja calidad o medio minuto de vídeo a 320 x 240, pero evidentemente admite cualquier tarjeta CompactFlash del mercado (las hay de hasta 516 MB).

Funciona con 4 pilas alcalinas AA, pesa 200 gramos (sin las baterías y sin la tarjeta CF) y sus dimensiones son: 116 x 42,5 x 75 mm. Viene acompañada de un trípode flexible y una bolsa de viaje. También es algo más cara, cuesta unos 350 euros.

Reloj-cámara WQV-10 de Casio, para aspirantes a espías

Está disponible desde hace pocos meses en España, se trata de una cámara digital digna de una película de espías merced a su aspecto de reloj de pulsera. Estupenda para jugar a James Bond, para introduciría en lugares donde esté prohibido efectuar fotos o simplemente, para asegurarse el llevar en todo momento una cámara encima.

Dispone de temporizador, Zoom digital 2X, una pequeña pantalla de cristal líquido, pesa apenas 50 gramos y tiene una capacidad de 100 MB, por lo que puede almacenar hasta 100 imágenes. Cierto que a una calidad discutible (176 x 144 pixels), pero en esta cámara eso es casi lo que menos importa. Puede transferir las imágenes por infrarrojos.

En cuanto a sus prestaciones como reloj, cuenta con cronógrafo, calendario, 5 alarmas, cuenta atrás, aviso de pila baja, caja y pulsera de resina y es sumergible a 30m. Se puede adquirir en Mirelojería.com y su precio oscila entre los 365 y los 391 euros.

DS 3888 [email protected], tres en uno

Oregon Scientific Ibérica ha presentado este mismo mes su nueva DS 3888 [email protected], un gadget que es al mismo tiempo cámara digital y webcam y grabadora digital de voz.

De aspecto alargado y bicolor, este híbrido puede almacenar hasta veintiséis imágenes a alta resolución (640 x 480 pixels) o 107 a baja (320 x 240 pixels), además puede albergar unos 10 segundos de vídeo en formato AVI. Es decir, que es la cámara ideal para aquellos que quiera un cacharro versátil, baratito, y que sean poco exigentes con la calidad cosechada.

Incluye un CD con programas de edición o videoconferencia como ArcSoft PhotoStudio Suite 2.0, Camera TWAIN Driver y Windows Net Meeting. Su precio recomendado es de 119 euros.

Kodak, Regreso al pasado

En realidad, lo de regreso al pasado es un decir, porque estas nuevas cámaras de Kodak están recién salidas del horno. Lo que pasa es que no son digitales, sino que son máquinas convencionales necesitadas de rollo. Estupendas, eso sí, aunque no profesionales. Se trata de la Kodak Advantix C370 y la Kodak Advantix C470.

Con ambas, la popular empresa dedicada a la fotografía amplía la serie C (denominada por Kodak como la más completa y versátil) de su gama de cámaras Kodak Advantix. La C370 incorpora entre otras funciones un innovador flash ‘tipo cobra’, avance y rebobinado automático de la película y lentes de tres elementos. La C470 incorpora además un sistema autofoco y un visor que muestra claramente el tamaño de la imagen seleccionada. De diseño compacto, son muy baratitas, cuestan 60 y 80 euros respectivamente.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios