BAQUIA

Patrullero Gadget: Un pingüino en mi PDA

Los pingüinos están abandonando cada vez más su feudo tradicional, las computadoras personales, para adentrarse en otros terrenos. Uno de ellos son las computadoras de mano.

No todas las handhelds albergan Pocket PC de Windows y Palm OS (por mencionar los dos sistemas operativos más comunes en las PDAs), ya hay muchas que apuestan por funcionar gracias a GNU/Linux. Sus mejores bazas son la legendaria robustez de este tipo de software, el interés demostrado por distintas empresas y el empeño de la comunidad open source.

Hay un buen puñado de compañías empeñadas en comercializar handhelds bajo Linux. Probablemente las que más ruido están haciendo son Samsung, Sharp y Agenda, pero también hay que mencionar a MH4 Exilien de HNT, Mitac de Cat y Helio de Vtech.

Agenda VR3, puro Linux

Presentada por la joven empresa Agenda como la primera PDA existente de pura raza Linux, VR3 emplea el sistema operativo Agenda Linux 1.0 (que Agenda también comercializa). En esta PDA destaca su galáctica cubierta semitransparente, y está disponible en tres colores: negro, azul y translúcido, que la empresa ha decidido denominar Matrix, Shark y H2O para acomodarse al gusto de los geeks.

Se puede adquirir por 250 dólares, un precio más que interesante considerando sus prestaciones: VR3 cuenta con 16 MB de memoria Ram, 16 MB de memoria flash, un procesador de Nec a 66 Mhz, una pantalla de cristal líquido de 160×240 (sólo en escala de grises de momento) y la posibilidad de añadirle un módem de 56 Kbps por 100 dólares más.

Y no hay problemas de compatibilidad con equipos Windows. Gracias al software QuickSync puede intercambiar datos con cualquier computadora que opere con una versión del sistema operativo Windows y el programa de correo electrónico Outlook.


Agenda VR3 en los tonos Matrix, Shark y H2O

Yopi de Samsung, el estandarte

La plateada y compacta Yopi, otra de las PDAs pioneras en incluir Linux, probablemente sea de la que más se ha hablado. Más grande que Agenda VR3, mide exatamente lo mismo que un Palm y pesa 250 gramos.

Además de contar con una pantalla en color de 240X320 pixeles, es capaz de reproducir música en formato MP3, incluye un microprocesador de 206 Mhz, 16 MB de memoria flash y 32 de memoria RAM y la posibilidad de utilizar la tecnología BlueTooth en el futuro.

No es precisamente un gadget económico, este capricho cuesta casi 600 dólares, 590 para ser exactos, y áquel que quiera adquirir como accesorio la cámara digital deberá desembolsar 70 dólares más. Su equivalente de la casa Palm, la recién llegada M505 también en color, cuesta 450 dólares, aunque es cierto que tiene menos prestaciones y 8MB de memoria.

 

La ambiciosa apuesta de Sharp

Otra empresa que quiere lanzar una PDA con pingüino es Sharp, que anunció en el CeBIT (la mayor feria de informática europea que se celebra anualmente en Hanoover) que lanzará en octubre una versión de su handheld Zaurus basada en este sistema operativo open source, más concretamente en la distribución Lineo.

Sin duda es la más ambiciosa. Con esta PDA, que será en color, Sharp aspira a copar la mitad del mercado de computadoras de bolsillo, para lo que esperan tener vendidas un millón de estas máquinas para el próximo mes de marzo.

Soluciones alternativas

Hay otras soluciones más imaginativas para quien desee convertir su actual PDA en un hogar para Linux. Claro que sólo se lo recomendamos a geeks valientes y que manejen el destornillador como Sundance Kid el Colt. A continuación una muestra de lo que tuvieron que hacer los chicos de Hanhelds.org para montar Linux en un iPAQ de Compaq. Cirugía informática en toda regla.


La cuidadosa introducción de un pingüino en un iPaq


La cuidadosa introducción de un pingüino en un iPaq


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios