PayPal, Visa y MasterCard, víctimas colaterales

El asunto de Wikileaks está empezando a tomar un cariz de ciberguerra. Si en los últimos días su fundador y la propia web han sufrido un proceso de acoso y derribo, ahora los defensores de Wikileaks contraatacan con más ataques cibernéticos.

Los damnificados han sido tres de los medios de pago más populares y utilizados para las transacciones electrónicas, PayPal, Visa y MasterCard. El ataque es obra del grupo Anonymous, vinculado con el foro 4chan, respaldado por unos 5.000 ciberactivistas.

Tanto PayPal, como Visa y MasterCard habían suspendido las donaciones voluntarias a Wikileaks, debido a la presión del gobierno de los EEUU, sumándose así a las páginas que han retirado el apoyo a la web, igual que ya lo habían hecho Amazon o el proveedor de dominios EveryDNS.net.

La web de MasterCard estuvo ayer inoperativa durante unas seis horas, impidiendo a miles de compradores de todo el mundo pagar sus compras electrónicas, al tiempo que se evidenciaba que incluso un servicio aparentemente seguro es susceptible de caer ante un ataque masivo. Un escueto comunicado de la compañía informaba ayer de que la información confidencial de los usuarios no corría peligro.

También ha habido otras víctimas: la web de la Fiscalía sueca (www.aklagare.se), que lleva las acusaciones contra Assange por un presunto delito de acoso sexual, estuvo caída durante parte del martes y el miércoles. Amazon o las propias Visa y PayPal podrían ser objeto de próximos ataques.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios