BAQUIA

Periodistas de medio mundo engañados por la Wikipedia

Los periodistas se vuelven cada vez más comodones, y para ellos una fuente como la Wikipedia es suficiente no sólo para buscar información, sino para publicarla en sus medios sin ninguna otra comprobación ni verificación de los datos.

Esto es lo que ha demostrado un estudiante irlandés de 22 años, que ha puesto en evidencia la profesionalidad de periodistas de medio mundo con una entrada falsa en la Wikipedia que fue citada literalmente en periódicos ingleses, australianos, norteamericanos e indios.

A Shane Fitzgerald, estudiante de sociología y economía en la Universidad de Dublín, se le ocurrió realizar un experimento tras la reciente muerte del compositor francés Maurice Jarre, autor de algunas bandas sonoras de famosas películas.

Fitzgerald se inventó unas poéticas frases supuestamente pronunciadas por el músico francés, en las que declaraba que toda su vida había estado dedicada a la música, y que tras su muerte un último vals, que sólo él podría escuchar, sonaría en su cabeza,.

Fitzgerald realizó varios intentos para editar la entrada de Jarre en la Wikipedia. En sus dos primeros intentos, la cita fue suprimida por los editores, pero éstos debieron relajarse a la tercera, puesto que la dejaron pasar y permaneció visible durante 25 horas. Ese tiempo fue suficiente para que multitud de periódicos anglosajones recogieran la cita y la incluyeran en su sección de obituarios.

Según declaró después Shane, su objetivo era demostrar como un simple estudiante puede influir lo que publican periódicos de todo el mundo, y también como la confianza de los periodistas en Internet puede llevarles a cometer errores.

El propio Shane avisó de su pifia a través del correo electrónico a algunos de los periódicos que habían reproducido su falsa cita, que en algunos diarios se mantuvo incluso después de conocerse que se trataba de un engaño.

El estudiante esperaba ver reproducida la cita en algunos blogs y páginas webs, pero nunca pensó que tendría tanta repercusión. Su experimento ha resultado todo un éxito, y más de un periodista se lo pensará ahora dos veces antes de citar textualmente la Wikipedia.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios