BAQUIA

Pero, ¿por qué todo el mundo habla de Quora?

Tal vez a usted todavía no le suene el nombre, pero seguro que a lo largo del año lo va a escuchar. Se trata de Quora, el que apunta como uno de los fenómenos del año en Internet.

Quora, creada por dos antiguos empleados de Facebook (Adam D'Angelo y Charlie Cheever), se define a sí misma como “Una colección continuamente mejorada de preguntas y respuestas, creada, editada y organizada por la gente que la utiliza”. Explicado en otros términos, se trata de una red social en la que los usuarios envían preguntas muy específicas y reciben respuestas de expertos en cada tema

Según sus creadores, en Internet hay mucha información, pero en las cabezas de la gente hay todavía más. Y la que hay en Internet está a veces muy dispersa y es complicada de localizar, cuando no poco fiable. Por eso su proyecto se basa es construir una enorme base de datos de conocimiento, accesible, fácil de usar, perdurable en el tiempo y en continua evolución.

El objetivo de Quora no es la objetividad ni la verdad absoluta, sino lo que definen como el consenso canónico. La auto-medida del éxito de Quora se basa en lograr el máximo número posible de recursos útiles en respuesta a una determinada pregunta. Es decir, más que en Google, Bing, Yahoo, Twitter o Facebook.

Claro que la idea no es novedosa, siendo Yahoo Answers el ejemplo más conocido de sitios de preguntas y respuestas. ¿Qué es lo que hace diferente a Quora? Además del cuidado diseño y programación, integración con Facebook y Twitter y APIs externas, que el acceso exclusivo, de momento sólo a través de invitaciones de miembros (muchos CEOs y emprendedores de Silicon Valley) garantiza la calidad de las respuestas.

La mecánica de Quora es simple: una vez que alguien formula una pregunta y la etiqueta en sus correspondientes categorías, los miembros que tienen conocimientos de ese tema reciben un aviso para participar en la respuesta. Los usuarios pueden seguir el debate sobre una pregunta, a un usuario concreto o un tema, y ven las novedades sobre ellos cada vez que entran en la web.

Quora ya lleva un tiempo funcionando en forma de beta privada, aunque es ahora cuando ha empezado a llamar la atención de la Red. Ha esperado a tener la suficiente masa crítica de usuarios y contenidos para conseguir que cientos de blogs, páginas web y usuarios de Twitter y Facebook hablen de ella.

A los inversores ya les había convencido la idea. En marzo del año pasado recibió 11 millones de dólares de una firma de capital riesgo, en una ronda de financiación que valoró la empresa en 86 millones de dólares. No está mal teniendo en cuanta que se trataba sólo de un proyecto de web de preguntas y respuestas.

Quora ha tomado pinceladas de las grandes redes sociales de Internet. En el perfil de un usuario podemos ver (como en Twitter) el número de seguidores que tiene y a cuánta gente sigue. También podemos enviarle directamente una pregunta (como en Facebook) y hacernos una idea de su orientación profesional (como en LinkedIn) por el tipo de temas que sigue y las preguntas y respuestas en las que interviene. Podemos dar (como en Digg) votos de “arriba” o “abajo” a las respuestas, y como no, cualquiera puede (como en Wikipedia) aportar su contribución personal a un debate..

Claro que también tiene algunas imitaciones: por ahora, sólo funciona en inglés (algo que se podrá ir remediando a medida que crezca el número de usuarios y su popularidad), y se centra exclusivamente en temas relacionados con la tecnología.

Habrá que ver si amplía la base de conocimiento a cualquier asunto (por ejemplo, alguien podría preguntar cuál es el mejor sitio para tomar el té en Marrakech, y esperar respuestas precisas) y de qué manera consigue aumentar los temas tratados y la actividad de la comunidad sin disminuir la calidad de las respuestas (tal vez introduciendo filtros y moderadores, que ahora no existen), además de controlar la entrada de spammers, trolls y demás aguafiestas. La financiación (¿sólo con publicidad? ¿Y de qué tipo?) será otro gran asunto a tener en cuenta.

Por ahora, Quora es un gran recurso para socializar con expertos en temas específicos (a modo de híbrido entre Facebook y LinkedIn), y aprender sobre todo tipo de asuntos relacionados con la tecnología. Veremos si se queda sólo en cosa de techies y geeks.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios