BAQUIA

Pon los contenidos tú mismo

Los sitios que se benefician de los contenidos que les proporcionan sus usuarios están protagonizando una revolución sin precedentes. Los internautas se han erigido en el centro del negocio, de las ofertas, de la interactividad más absoluta.

Los empresarios y emprendedores ávidos de forrarse los bolsillos al calor del nuevo boom puntocom que parece que estamos viviendo se aferran al término Web 2.0 con la esperanza de que se traduzca en dólares, en euros.

Curiosamente, el concepto lo acuñó Tim Berners-Lee en una reunión con el mismo título que convocó en 2004. Y se diferencia de la primera generación web en eso mismo que venimos diciendo: en la participación.

Si la salida a bolsa de Netscape marcó la era inicial, el éxito de Google y su relevancia cultural explican el término 2.0. Más


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios