BAQUIA

¿Por qué el fútbol odia la tecnología?

Ahora que se está disputando el Mundial de fútbol parece oportuno reflexionar acerca del odio que este deporte parece profesar a la alta tecnología. En efecto, a estas alturas de la película resulta impresentable que las dudas sobre fueras de juego, goles fantasma, penalties, etc, queden impunes y, muchas veces, produzcan injusticia en los resultados.

Podrían aprender de EEUU, donde la mayoría de los deportes profesionales llevan mucho tiempo usando sistemas tecnológicos que permiten ver la repetición de las jugadas y obrar en consecuencia. Pero los burócratas de la FIFA -con la connivencia de no pocos aficionados- siguen considerando un pecado interrumpir los partidos de fútbol.

En efecto, hay una línea de pensamiento purista que cree que los inevitables fallos humanos de los árbitros forman parte del juego. ¡Pues vaya gracia!


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios