BAQUIA

Predicando Windows Vista

Windows Vista, el sistema operativo llamado a sustituir a Windows XP, probablemente obtendrá elevadas cuotas de mercado y seguirá siendo el esqueleto del 90% de los ordenadores de todo el mundo, por una razón muy sencilla: pese a que existen numerosas alternativas en Linux que ofrecen similares o superiores prestaciones, los linuxeros siguen siendo una minoría de usuarios avanzados, que hoy por hoy todavía no representan una amenaza seria al dominio de Microsoft. Situación que se mantendrá al menos mientras Google no se decida a lanzar su esperado sistema operativo, que muchos aguardan con más ansiedad que el agua de mayo los pantanos levantinos.
Aún así, desde Microsoft se empieza a aleccionar a los usuarios explicándoles las razones por las que deben ir pensando en cambiarse (tal vez las próximas navidades) a Windows Vista. Se hace especial hincapié en la seguridad, tradicionalmente una de las lacras de la compañía, y que parece que va a seguir dando lata, pues el nuevo Internet Explorer nace con más agujeros que la defensa del Alcoyano. El resto de argumentos pueden resumirse en uno: la comodidad de que te lo den hecho, pues todas son prestaciones que pueden conseguirse en otros pagos con un poco de pericia tecnológica. Eso sí; habrá que disponer de un ordenador con una buena cantidad de recursos, pues este sistema tiene punta de chupar más que un Hummer en gasolina. Más


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios