BAQUIA

Puntocom, en la montaña rusa y descontroladas

Si no estás preparado para las emociones fuertes, tu sitio no está en una puntocom. Sin duda, ese podría haber sido el eslogan del nacimiento y desarrollo de las empresas online. Tras días alegres de vino y rosas, la tan comentada crisis.

Y cuando todo parece indicar que no se puede bajar más, que ya se ha tocado fondo y que empieza a verse algún atisbo de repunte, un estudio de Webmergers.com afirma que durante el mes de mayo cayeron otras 54 puntocom, con lo que se alacanza un total de 500 compañías del sector que han fenecido desde enero en EEUU.

Dice Tim Miller, presidente de Webmergers.com, que esperaba un repunte y que está sorprendido por los malos números de mayo. Pero al margen de que la vida en las puntocom pueda tener bastante de montaña rusa, a merced de los caprichos del dios Nasdaq, la caída del mes de mayo tiene su lógica. Muchas empresas nacieron o se lanzaron al sector online buscando dinero fácil y pensando que todo el monte era orégano y ahora han descubierto que la economía tiene sus ciclos y que no se puede ir más deprisa de lo que marca el cuentakilómetros.

Y cuando los pequeños pasan apuros, los grandes van de compras y aprovechan la situación para hacerse con pequeñas empresas en problemas. Así, los compradores gastaron 3.000 millones de dólares por 1.210 compañías de Internet en mayo (entre las que figuran compras míticas como la de MP3.com por Vivendi Universal por 372 millones de dólares, por poner un ejemplo) frente a 2.600 millones por 115 compañías online en abril. O sea que, lejos de desaparecer, aunque algunas compañías se hayan visto obligadas a cerrar, el sector continúa creciendo y todas las compañías saben que, si quieren estar en la Economía IP, pasarán por Internet. Eso sí, sin grandes cifras millonarias, sin ciberpelotazos y sin espectáculos de luz y sonido. Sentido común y grandes dosis de economía tradicional y no saltos de montaña rusa es lo que ahora demanda el mercado. Tras la abundancia finaciero-tecnológica, ahora toca abstinencia. Y el que no quiera susto, que hubiera elegido muerte.

  • Más sobre abundancia y abstinencia en las puntocom en Reuters

Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios