Que el ritmo del derecho se aproxime al de las tecnologías

Dada la velocidad de crucero a la que avanzan las nuevas tecnologías, es absolutamente imposible que el derecho pueda seguirles el ritmo. Como asegura Jesús Sánchez, director general de Áudea, el derecho siempre va por detrás de la sociedad.

Pero ello no obsta para que se deban hacer los esfuerzos precisos para lograr el mejor acompasamiento posible. ¿Cómo? Pues, por ejemplo, potenciando los aspectos formativos referidos a las nuevas tecnologías, fundamentalmente a nivel universitario, en nuestras facultades de derecho.

Es lo que compañías como Áudea están haciendo, con notable éxito, ya desde hace tiempo, sobre todo en temas como la seguridad de la información, cuestión que preocupa a cualquier cliente, ya sea corporativo o privado. Más


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios