BAQUIA

¿Qué hacemos con el CPM?

El CPM (Coste Por Mil impresiones) es una referencia empleada tradicionalmente por la industria publicitaria en Internet para evaluar el coste e impacto de las campañas. Sin embargo, en un entorno donde el ojo se ha acostumbrado a ignorar la presencia de los banners en la pantalla del navegador, y donde cada vez se recurre más al social marketing (incluido el posicionamiento en buscadores) para optimizar las campañas, empieza a cuestionarse su validez.

Además, hay quien afirma que el CPM ha provocado un empeoramiento de la calidad de los contenidos de muchas webs, preocupadas únicamente en servir páginas a granel para cubrir las demandas de los anunciantes. Por todo eso, demanda un consenso de la industria para aparcar esa medida y adoptar nuevos estándares, más realistas y eficientes. Aquí tenemos ya una primera propuesta, que nos introduce Thierry Selles, Director General de SPOTI.tv: el CPS (Coste Por Segundo) para medir el tiempo de visionado de los videos en Internet, y tarifar en consecuencia.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios