BAQUIA

¡Que nos peta Internet!

El problema de la congestión de las redes que suministran acceso a Internet no es nuevo. La proliferación de contenidos de alta intensidad (especialmente vídeos) y la descarga de archivos en las redes P2P puede provocar que unos pocos saturen la capacidad de una infraestructura pensada y diseñada para transportes más livianos. Las soluciones que se manejan para aliviar este problema no gustan a nadie, especialmente a los usuarios, que o bien empiezan a ver limitado su ancho de banda (pese a que la mayoría de los operadores ofrecen en sus contratos capacidad ilimitada), o bien acabarán pagando más, en función de los MBs descargados al mes.

El problema podría aliviarse de la mano de las tecnologías inalámbricas o de la mega banda ancha (con capacidad de descarga de hasta 100 MBs), pero tampoco parece que muchas operadoras estén por la labor de acometer grandes inversiones en renovar sus iunfraestructiras.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios