BAQUIA

¿Quién ganará la batalla de la VoIP?

Las ventajas competitivas de la VoIP no siempre se ven al principio, pero está claro que las empresas cada vez las están teniendo en cuenta de cara a su toma de decisiones. Ya nadie debería de invertir en sistemas de centralitas convencionales. Es una inversión tirada. Eso es más o menos los que muchas empresas ya están haciendo. Sólo hay que fijarse en como están subiendo las ventas de los grandes fabricantes de este tipo de equipos (Cisco, Avaya y Alcatel).

El futuro además va a ser muy brillante. Hay un protocolo de camino, el SIP, que siendo un p2p permite la señalización de las sesiones multimedia y maneja todo el tráfico entre los extremos de la comunicación. La ventaja es que este sistema es abierto y aunque los estándares (este lo es del IETF) tardan en ajustarse, en el mundo global de hoy en día, cada vez es más posible acelerar este periodo de maduración.

Ya hay un gran número de empresas, además de las grandes, trabajando en este sistema y la riqueza de servicios que se va a poder desarrollar con estos productos sólo es similar a la de otros ecosistemas que se han desarrollado de la misma manera (por ejemplo, Linux y Ethernet) anteriormente. Al lector interesado le recomendamos que visite Asterisk y SIPfoundry.

El SIP ofrece grandes ventajas, como la escalabilidad, versatilidad, soporte multimedia y movilidad, pero no deja de ser un estándar. Alguien tiene que llevar estas ventajas a las empresas. Y al igual que con Unix apareció IBM, ahora el SIP también va a tener un valedor inesperado.

Como ya ocurrió en otro tiempo con este tipo de nuevos productos que permiten un cambio tecnológico radical, son los nuevos jugadores los que, desafiando a los fabricantes establecidos, se convierten en paladines de esta nueva apuesta. Resulta que en la telefonía sobre IP con SIP aparecen nuevas compañías en el sector de las comunicaciones, como Microsoft, Google o Yahoo.

La batalla para dominar la telefonía en nuestras empresas no va a ser lo que estaba previsto. Microsoft ya lo hizo una vez. Los que tenemos un poco de historia detrás vimos como Novell, una magnífica compañía de servicios de red, fue vencida por Microsoft utilizando muchas armas, entre ellas la utilización en modo nativo del TCP/IP por todos los productos de este gigante. Ahora que vuelve a tocar las comunicaciones, su peso en la industria puede trastocar los planes de todos los involucrados; si no, que se lo digan al IPX.

Los clientes van a tener ya a alguien más en quien confiar para este tipo de servicios de VoIP. Llevan ya muchos años con él y es fácil que sus nuevos productos de colaboración alrededor del nuevo MS Communicator y sus sistemas de comunicaciones unificados puedan entrar en las empresas de una forma muy natural.

De todos modos, Microsoft no es el único. Los hay que son también pesos pesados, como Cisco o Alcatel. Hay otros como Google y Yahoo que van a dar la batalla, inicialmente en el mundo residencial. También tendremos que ver qué pasa con los operadores y sus ofertas de VoIP para empresas: hasta ahora han estado muy perezosos, pero esto va a cambiar (a la fuerza ahorcan). Habrá que ver cuales son sus próximos movimientos. Y luego, siempre estará Skype, pero eso es otra historia.

Parece que el futuro de la VoIP en nuestras empresas será más fácil a partir de ahora. ¿No?


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios