BAQUIA

Quiero TV pierde el aval de 34 millones de euros por dejar de emitir

La extinta plataforma de televisión terrestre Quiero TV perderá los 34 millones de euros que depositó como avales por dejar de emitir 15 días consecutivos. Los socios de la plataforma ya sabían que tenían todas las papeletas para quedarse sin el dinero si incumplían esta cláusula del pliego de condiciones firmado en 1999 con el Ministerio de Ciencia y Tecnología, en el que se estipulaba que si la cadena cortaba la emisión durante más de dos semanas perdería los avales.

Josep Piqué ha retomado el caso dejado por su antecesora en el ministerio, Anna Birulés, y trabaja en la tramitación del expediente de regulación de la compañía. \”En virtud de esa cláusula se puede rescindir la licencia\”, explicó un portavoz del ministerio al diario El País. La Administración cuenta con un periodo de tres meses para estudiar las posibles sanciones a imponer a Quiero TV.

El contrato firmado entre la televisión digital y el ministerio contemplaba que la primera perdería la licencia en caso de que se produjera suspensión de pagos, quiebra o cese de las emisiones durante 15 días consecutivos.

La pérdida de los 34 millones de euros o la desaparición de Quiero TV de las pantallas, efectiva desde el paso 30 de junio, no afectará a la licencia otorgada por la Comunidad de Madrid para emitir en el ámbito autonómico.

Mientras todos estos problemas se dilucidan, los trabajadores de la plataforma de televisión digital terrestre mantienen sus concentraciones para exigir a la administración que no acepte el expediente de regulación de empleo presentado por la compañía el pasado 28 de Junio, que afecta a 163 personas.

El pasado mes de abril, dos años después de su lanzamiento, los accionistas Quierto TV acordaron la liquidación ordenada de la compañía. El constante goteo de pérdidas, 400 millones de euros en su historia, y la carencia de empresas interesadas en su adquisición, fueron la gota que colmaron el vaso para unos inversores que llevaban varios meses apostando por el cierre.

La liquidación se llevó a cabo a propuesta de Auna, socio mayoritario al contar con el 49% del capital, recibiendo el respaldo de todos los socios excepto la caja de ahorros vasca BBK (dispone un 0,8%) y MediaPark (18%).


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios