BAQUIA

Quita tus sucias manos de lo mío

Parece que a nadie se le había ocurrido crear una gran biblioteca universal accesible a través de Internet hasta que Google tuvo la idea de hacerlo, o sólo se había hecho algún intento chapucero y a medio gas. Al arrancar el proyecto de escaneado y digitalización de libros de Google Books, algunos se han dado cuenta de que tenían en casa un patrimonio tan rico como inutilizado, y les ha entrado el orgullo patrio ante el “atrevimiento” de la compañía californiana por asignarse esa misión.

Ya sabemos que el gobierno de Sarkozy preguntó recientemente a sus ciudadanos qué entienden por ser francés. ¿Será una de sus señas de identidad que tenga que venir Google a refrescarles su patrimonio cultural?


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios