BAQUIA

Radiografía de las telecos españolas en 2001

Según datos presentados en Sevilla por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), el sector de las telecomunicaciones español consiguió facturar en 2001 un total de 28.216 millones de euros, un 13,86% más que el año anterior. Aunque no sea una mala cifra, lo cierto es que supone un ralentizamiento en el desarrollo del sector, que en 2000 y 1999 registró unos crecimientos del 17% y el 19% respectivamente.

El grueso de la facturación corresponde a la telefonía fija, que sigue siendo el capo del sector con un 47,9% del total. Cada vez más cerca está la telefonía celular con un 35,5%, un 29,15% más que en 2000, alcanzando los 6.298 millones. En cambio, las compañías que más rápido están incrementando su parte del pastel son los operadores de cable con un sorprendente 184% y los servicios telemáticos con un 103%. El patito feo son los operadores audiovisuales, que son los únicos que decrecieron respecto a 2000 (un 13,2%).

Si en vez de mirar sectores, nos fijamos en las empresas, la cosa no ha cambiado mucho. Telefónica sigue siendo la que más ingresos genera, con un 63,6% del total (ahí es nada). La sigue Vodafone a mucha distancia, con un 10,19%, el tercer lugar lo ocupa Amena con un 8,4%.

No obstante, pese a la preponderancia de Telefónica, la CMT asegura que los operadores entrantes ya cuentan con una cuota de mercado del 15,7% y del 21% del tráfico. Los operadores alternativos al antiguo monopolio estatal de las comunicaciones contaban al acabar el año pasado con 6,2 millones de clientes.

Es de suponer que gracias a ello, el precio medio por minuto descendió un 19,4% (casi un 50% desde la criticada liberalización del sector). Por desgracia, si se observa únicamente el descenso del precio por minuto de la telefonía móvil, uno se da cuenta de que apenas es de un 7%.

Siguiendo con la telefonía celular, lo cierto es que el statusquo existente entre los tres protagonistas del sector no ha variado demasiado. Telefónica Móviles ha perdido un 2,8% de cuota de mercado en materia de ingresos y ha conseguido incrementar un 0,3% su cuota en cuanto número de clientes. Un aspecto en el que sigue siendo el gallito del corral con el 56,6% del total.

Vodafone perdió cuota de mercado tanto en cuestión de ingresos (un 2,2%) como en materia de número de clientes (un 2,6%). La antigua Airtel cerró el año con un 25,7% del total de usuarios españoles de celulares. Amena creció tanto en ingresos (5%), como en clientes (2,3%), quedándose con un 17,6% del parque de usuarios de móviles.

En lo que respecta a inversiones, las empresas de telecomunicaciones se encogieron en 2001 como un gato mojado. Estas compañías redujeron sus inversiones una media de un 19,6% respecto a año anterior. Telefónica y Amena fueron las empresas reinas en este apartado, con un 35% y un 22% del total respectivamente.

También la publicidad se hundió sobremanera, con una caída del 18,2%. Todo el mundo redujo su inversión en publicidad, salvo en el apartado de los proveedores de acceso a Internet (había que hacer publicidad del ADSL), que pasó de los 126 millones de hace un año a unos 593.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios