BAQUIA

Rankia no es responsable de los comentarios de sus usuarios

Hace casi dos años que la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc Consumo) presentó una demanda contra la comunidad financiera Rankia.com y Miguel Arias, personificado como moderador del foro, por presuntos delitos contra el honor y la intimidad personal.

En la demanda, Ausbanc acusaba a Rankia de lanzar una campaña difamatoria contra ella y Luis Pineda, alegando una \”falta absoluta de diligencia profesional en atender la legalidad de los comentarios vertidos en esta página web, lo que ha permitido hasta ahora la impunidad con que se ha actuado por parte de miembros de la comunidad virtual\”.

Como compensación a los presuntos delitos, reclamaban una cantidad de 337.680 euros (84.420 euros a cada demandado y para cada uno de los dos demandantes), más la publicación de la sentencia en varios medios, la eliminación de los comentarios y el pago de las costas judiciales.

Ahora, el Juzgado de Primera Instancia nº 42 de Madrid ha desestimado la demanda y condenado a los demandantes al pago de las costas. En la sentencia destacan los siguientes puntos:

  • Rankia llevaba a cabo una labor de moderación efectiva, publicando mensajes llamando al respeto a las normas de participación y dando de baja a un usuario que no respetó dichas normas.
  • Rankia no es responsable del contenido publicado por los usuarios, ya que actuó siguiendo la legalidad vigente (artículos 16 y 17 de la LSSI) al moderar los comentarios.
  • En el mundo de Internet cada uno es responsable de sus propios actos: La sentencia establece el siguiente punto clave para determinar la responsabilidad de foros, blogs, páginas web y otras comunidades online sobre los comentarios vertidos por sus usuarios:

    “El autor de la expresión injuriosa seguirá siendo responsable de su ataque ilícito; lo mismo quien publique noticias difamatorias o que, siendo veraces, no tengan ningún interés público o cualquier otro elemento que afecte al honor o al ámbito de la privacidad de las personas sin una justificación adecuada (pensemos en el novio despechado que cuelga fotos de su ex-pareja para vengarse de que le haya dejado). Los prestadores de servicios sólo serán responsables cuando no informen a los usuarios y/o posibles afectados por ataques a sus derechos de cómo comunicarse con ellos, cuando no eliminen datos de los que tengan conocimiento fehaciente -en la forma expresada- de que son ilícitos o cuando no colaboren con la justicia para identificar a los autores de esos ataques.”


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios