Redes sociales: ¿rodará alguna cabeza?

¿Quién no está registrado en alguna red social? A día de hoy las podemos contar por decenas: unas con más éxito, otras con menos, pero lo que es incuestionable es que las redes sociales se han convertido en las principales protagonistas del desarrollo social de la Web 2.0 y pocos son los usuarios que no estén registrados en alguna.

De entre todas las que hay ahora mismo podemos destacar cinco: Fotolog, Myspace, Tuenti, Twitter y Facebook. Fotolog fue una de las primeras en salir y la que realmente dio el empujón para que las fotos copasen un importantísimo espacio en estas plataformas. Aunque aún pervive, lo cierto es que Fotolog anda de capa caída merced a las nuevas redes que han ampliado sus prestaciones. La siguiente fue Myspace, que se presentó como una plataforma para que los grupos de música pudiesen dar a conocer su música pero llegó también a todo tipo de usuarios; así, Myspace cuenta con el orgullo de acercarse al usuario internauta a la par que sirve de promoción para los nuevos grupos de música. Después de estas plataformas llegaron medianamente al unísono Tuenti, Twitter y Facebook, todas ellas basadas en los sistemas de microblogs y de pequeños comentarios, predominando también el aspecto gráfico. Y, a día de hoy, son estas tres las más populares y las que parece que competirán mano a mano por quedarse en la cima de la sociedad y no caer en el olvido.

Cada una tiene sus ventajas respecto a las otras, aunque cabe detenerse en un factor importante: lo que vamos a llamar la ‘economía cibernética’. Y es que es fantástico poder experimentar todas las redes sociales, pero ¿no resulta un poco tedioso tener que estar registrándose una y mil veces y volviendo a buscar a nuestros amigos? A este problema se han sabido adaptar sobre todo Facebook y Tuenti, que no se han olvidado de una de las redes sociales más antiguas pero más eficiente, el Messenger: de este modo, cuando un usuario se registra en Twitter o Facebook, la plataforma detecta a sus contactos del Messenger y los añade directamente como amigos. Sin duda, una medida que ahorra mucho tiempo a un internauta que no tiene tiempo que perder.

La eclosión de redes sociales también se cobrará,
antes o después, sus mayores víctimas. En este sentido, un número generoso de papeletas las tiene Keteke, la red social promovida por Telefónica. En sus puntos a favor, Keteke puede presumir de ser una red enfocada directamente para los móviles y de no restringirse a los clientes de Movistar, sino que su red se amplía a cualquier operador. No obstante, el punto débil y mortuorio de Keteke está bien claro: aunque la compañía está intentando retrasar el establecimiento de varios pagos, ya son varios los contenidos de Keteke a los que sólo se puede acceder mediante pago, una medida que parece poco productivo, sobre todo si tenemos en cuenta que Keteke pretende ser una plataforma para gente joven que está acostumbrada a no pagar. Y es que Telefónica, mal que le pese, siempre ha llegado tarde a los sitios que no son de su competencia. Ya llegó tarde cuando lanzó su buscador Noxtrum y lo vuelve a hacer ahora, sumergiéndose en las nuevas tecnologías. El gran error de Telefónica es que pretende que los usuarios se acerquen a sus iniciativas, en vez de que sean sus propias iniciativas las que busquen a los usuarios.

Se avecinan meses de continuas guerras entre las redes sociales. Veremos quién queda en pie.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios