BAQUIA

Reino Unido recula en sus medidas para combatir el crimen

La última iniciativa del gabinete Blair en aras de combatir el terrorismo preveía extender las atribuciones para espiar las comunicaciones electrónicas sin orden judicial a una gran cantidad de funcionarios de la administración. Vista la reacción de los defensores de los derechos civiles dentro y fuera del Reino Unido, el ministro de Interior, David Blunkett, que justificó la medida por la necesidad de poner en marcha programas de lucha contra el terrorismo y la delincuencia, ha admitido que los planes para poner a espiar a medio funcionariado eran excesivos.

Según la propuesta de la semana pasada, los funcionarios, a partir de un determinado nivel, tendrían la potestad de exigir a los ISPs, compañías telefónicas y operadores postales información sobre sus clientes, como el nombre y dirección, las llamadas telefónicas realizadas y recibidas, las páginas visitadas en Internet y la localización geográfica de las llamadas de móviles.

Las medidas se posponen de manera indefinida habida cuenta de la fuerte oposición que, según admite Blunkett, su ministerio no había predicho. El movimiento, que oficialmente se debe a \”tomarse un tiempo para la reflexión\”, ha sido recibido con satisfacción por una oposición que considera que ha sido \”un humillante paso atrás para el ministro\”.

Blunkett considera ahora que hace falta una \”tranquila y prolongada\” discusión pública sobre el asunto antes de que se lleven a cabo nuevas iniciativas. \”Pensamos que hicimos mal y que tenemos que tener en cuanta los temores de la población. Si lo hiciésemos bien deberíamos respetar la privacidad mientras combatimos el crimen organizado… \”No tengo la intención de convertirme en un Gran Hermano\”, declaró el ministro de Interior.

La extensión de los poderes para interceptar comunicaciones a siete ministerios, autoridades locales y otros organismos públicos será tratada en el Parlamento.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios