BAQUIA

Repensando el marketing

No hay ciencia que tenga que estar más alerta de las características cambiantes de su clientela que el marketing. Los hábitos de los consumidores, especialmente de los más jóvenes, cambian a a velocidad sideral, y lo que servía para vender a lo generación anterior ya no vale para la siguiente. Las nuevas campañas, como nos recuerda este artículo de Gonzalo Salsas, deben apoyarse en herramientas como el móvil, las fotografías digitales o los videos (y también, por qué no, los widgets), porque el e-consumidor es activo, y no pasivo como era el espectador de televisión. Arriba la interactividad.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios