BAQUIA

Réquiem por un CD

R.I.P. Los CDs han muerto. O prácticamente la totalidad de ellos, porque los usuarios cada vez se interesan menos por este formato, y más por la música en MP3. Ya nadie quiere llevar a cuestas un pesado reproductor, ni cargar con cientos de CDs en un viaje. Ahora, tan solo hay que meter miles de archivos en un pequeño dispositivo y llevar cientos de discos a cualquier parte.

La desaparición de este formato está siendo progresiva, aunque rotunda. Y es que en lo que llevamos de año su venta ha caído un 19,3%, mientras que las descargas digitales han aumentado en un 60%. Además, iTunes ya se ha consolidado como la tercera tienda que más venta de música tiene en Estados Unidos, y las grandes discográficas tienen que apostar por este sistema, ante la inexistencia de otra opción.

La llegada de esta nueva era en el mercado musical hará desaparecer los libretos interesantes de los discos, el formato físico, o las ediciones especiales en cajas de coleccionista. Sin embargo, ha revitalizado el mercado de los singles, ofrece mayor rapidez, comodidad y casi no ocupa espacio.

Hay quien apuesta por los MP3s para escuchar música fuera de casa, y quien ve en los vinilos la posibilidad de seguir ampliando sus discos de coleccionista. Quizá dentro de poco tan solo veamos CDs en los museos de historia, como si fueran otra antigualla más.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios