BAQUIA

¿Cuáles son los requisitos para un diseño web adecuado a tu negocio?

A estas alturas, no hace falta decir que toda empresa interesada en una buena comunicación y difusión de sus contenidos, productos o servicios debe tener una página web. No importa si estamos hablando de un negocio con expectativas globales, basado en productos o servicios tecnológicos, o de una pequeña empresa local con fines más modestos. Contar con un espacio propio en Internet será siempre beneficioso, siempre que esté sea adecuado a nuestro negocio y esté diseñado con un poco de cabeza.

Esto último nos lleva al tema central del artículo: ¿qué requisitos debe cumplir el sitio web de un negocio? Si queremos que nuestra página web nos ayude a maximizar nuestros resultados debemos prestar gran atención su diseño. Tanto si optamos por desarrollarla nosotros mismos como si decidimos encargar el diseño a una empresa especializada (mucho más recomendable en el caso de pequeñas empresas que estén poco familiarizadas con el mundo del marketing online), debemos seguir ciertas normas fundamentales.

– No sólo por ser bonito es bueno

A la hora de desarrollar el diseño de nuestra web es importante tener en cuenta otros factores ajenos al atractivo visual: conocimientos de marketing, redes sociales, reputación online y sobre todo, posicionamiento web. De poco sirve tener una página web bonita si nadie la visita. Aunque a la vista no parezca haber diferencias entre un sitio web realizado por profesionales y otro desarrollado de forma más “amateur”, algunos parámetros como la eficiencia, la concurrencia o la usabilidad difieren enormemente entre ambos sitios.

Haremos especial hincapié en el tema del posicionamiento SEO. Aunque estas tareas sean responsabilidad de la empresa, que deberá dedicar tiempo y esfuerzo a conseguir un buen posicionamiento en buscadores, el sitio web inicial deberá estar preparado para que estas tareas se realicen sin producir ningún tipo de problema en el futuro. De lo contrario podrías convertirte en una de las muchas empresas que descubrieron mucho tiempo después de haber desarrollado el diseño de su página web que la estructura inicial de ésta era completamente equivocada para realizar las correspondientes labores de posicionamiento. Conclusión: antes de hacer una chapuza, déjalo en manos de profesionales.

– Audiencia y objetivos: dos factores muy a tener en cuenta

Porque, lógicamente, nuestra página web es para nuestro público, no para nosotros mismos. Es necesario conocer nuestra audiencia. No es lo mismo un target joven que uno senior, o dirigirse específicamente a hombres o a mujeres. Es necesario tener esto en cuenta o comunicarlo a la empresa encargada de realizar el diseño.

De igual manera, debemos tener en cuenta el objetivo de nuestro sitio web: si queremos que nuestros visitantes compren nuestros productos o servicios, que lean y se suscriban a nuestras informaciones, o si simplemente se trata de una web corporativa con la que pretendemos comunicar las funciones y los valores de nuestra empresa.

– Bueno, bonito… ¡y rápido!

Como ya explicamos en el primer punto, a la hora de diseñar nuestra web es importante tener en cuenta otros factores independientes del atractivo visual. Además del posicionamiento, es fundamental cuidar el tiempo de carga de la página. Y más ahora que nunca, ya que desde hace tiempo la rapidez de carga forma parte del algoritmo de Google. Solo unas décimas de segundo más podrían tener unas fatales consecuencias para tu sitio web.

En este punto tienen también cabida otros estándares de código. Aunque este tipo de cuestiones no suelen ser tenidas en cuenta por los usuarios, facilitarán que nuestra web no de errores y sea visualizada correctamente por todos los navegadores. Es otra de las razones por las que es recomendable trabajar con profesionales. Tanto los diseñadores web como el equipo de desarrolladores, el departamento de marketing, o los encargados de los contenidos deben trabajar conjuntamente si queremos conseguir un diseño web adecuado a nuestro negocio.

– Navegación: claridad y usabilidad

Uno de los elementos principales de nuestra página web debe ser el menú de navegación. Tiene que ser fácilmente identificable y mostrar el acceso a todo el contenido de la página.

También debemos cuidar la estructuración de los contenidos (arquitectura de la información). Cuando un visitante llega a nuestra página web, el primer lugar hacia donde se dirige su vista tiene que ser lo primero que nosotros queremos que vea.

Por otro lado, el diseño deberá ser claro y sencillo para no distraer la atención del contenido. Aquí podríamos incluir otras cuestiones como la combinación cromática. Aunque no se debe discriminar ningún color, no todas las combinaciones favorecen a la visualización de la página.

Y tú, ¿qué otros requisitos crees fundamentales a la hora de diseñar un sitio web? ¿Cumple la web de tu negocio los mencionados en este artículo?


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios