BAQUIA

Reúnete con tu gente, pero no pierdas el tiempo

Uno de los efectos de los despidos es que las empresas, con menos empleados cada día, en contra de lo que podría parecer, tienen cada vez más reuniones de trabajo. Según un artículo de Fast Company, dichas reuniones son, en su mayoría, una pérdida de tiempo. La gente no tiene conciencia de lo importante que es llevar bien una reunión para impedir muchas de las frustraciones diarias que las malas prácticas conllevan.

William Daniels, un consultor especializado en cómo mejorar la eficacia de las reuniones, habla en el mencionado artículo de empresas que, como Intel, la empresa líder en fabricación de microprocesadores, han superado la etapa inicial de falta de eficacia en las reuniones y tienen, en todas sus salas de reuniones, unos carteles con las preguntas: ¿Conoce el objetivo de esta reunión? ¿Tiene una agenda de lo que se va a tratar? ¿Conoce su rol en la reunión? ¿Siguen las reglas para precisar los logros alcanzados en cada reunión?

Reunirse, cada día más necesario en empresas que se gestionan por trabajo en grupo, en una habilidad que casi nadie tiene innata. Se precisa una clara estrategia para convertirlas en rentables y, sobre todo, motivadoras del trabajo del grupo, en lugar de actuar para restringir el comportamiento individual.

Todos los gurús expresan una medida común: ninguna reunión debería durar más de 90 minutos. El tiempo es dinero y se debe dar un valor en coste a cada reunión que se haga. Un Comité de Dirección reunido durante 4 horas representa algo así como 5 personas * 200 euros mínimos la hora * 4 = 4.000 euros; dependiendo de si la empresa es una multinacional o una pyme, el coste puede multiplicarse por tres, y estamos hablando de costes por reunión de entre 4.000 y 10.000 euros. ¿Cuánto trabajo dedicamos a invertir esta cifra, por ejemplo en marketing o publicidad?

La realidad es que las empresas de tecnología en especial, donde la componente técnica y de negocio tienen, con frecuencia, dificultades de comprensión , es probablemente, uno de los sectores de negocios más afectados por la pérdida de eficacia en las reuniones.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios