BAQUIA

¿RFID? Identificadores de radiofrecuencia

Si cada vez que lleva cierto traje, su mujer es capaz de saber sin errar en qué sitio se encuentra, o es adivina o su traje lleva incorporado un sistema de radiofrecuencia que emite una señal, captable vía satélite que, con el software adecuado, puede localizarle en cualquier lugar que se encuentre.

Los sistemas de marcado por radiofrecuencia llevan varios años en existencia pero, hasta ahora, eran caros y su uso estaba restringido a ciertos productos de alto valor. La cosa está cambiando, según cuenta The New York Times. El hecho de que Walmart haya obligado a sus proveedores, en un plazo no superior a 2005, a utilizar este tipo de identificadores en sus productos, se considera como el espaldarazo final a la tecnología que, por otra parte, tiene muchos detractores por lo que puede significar en cuanto a invasión de la privacidad.

Está claro que su utilización, aparte de conseguir que los compradores puedan abandonar un centro comercial sin detenerse a pagar en ninguna caja (cada compra emitirá su identificador y éste será cargado a la tarjeta del cliente de forma automática) conlleva la pregunta de qué se hace con la información más allá del lugar de compra. ¿Es lícito saber qué hace un cliente cualquiera con mi producto? ¿Qué información derivada se puede extraer de dichos datos que invada mi derecho a la privacidad?.

El hecho que el Departamento de Defensa de los EEUU haya seguido los pasos a Walmart y solicitado el mismo tipo de marcas en los productos que compra es, sin lugar a dudas, la última confirmación de que nos aproximamos a una utilización masiva de dichos tags de radiofrecuencia.

Además, Hitachi acaba de anunciar que ha conseguido fabricar los dispositivos de un tamaño tan pequeño que pueden incorporarse a un billete de curso legal sustituyendo a las marcas que lleva actualmente y garantizando un mayor seguridad contra las falsificaciones. Una marca de este tipo bajo la piel, permitiría que cualquier persona fuera monitorizadaq a lo largo de todo el día, lo que, aparte de la problemática expresada respecto a la invasión de su privacidad, puede ser un sistema de seguimiento de personas que se adentren en entornos de alto riesgo.

¡Ah! La tecnología…siempre ofrece tantos flancos abiertos a sus detractores…

También en Baquía:


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios