BAQUIA

Rhapsody ya es una tostadora musical

Amedida que pasan los meses, las plataformas de música online de pago vanmejorando sus servicios. La posibilidad de pasar las canciones a un CD, lo quecomúnmente se conoce como tostar un disco, será unos de los principalesatractivos del renovado Rhapsody, el servicio de venta decanciones sustentado por Listen.com.

El permiso para grabar las canciones descargadas en un CDsiempre ha sido uno de los principales requisitosesgrimidos por los usuarios para suscribirse a un servicio musical de pago.Otro es que tengan acceso a un amplio archivo musical que sacie sus gustos.

Eneste último aspecto Rhapsody también cumple lo solicitado. Hasta el momento, esla única compañía quedispone de las licencias de distribución de las cinco mayores discográficas delmundo.

Listen.compresentará una nueva versión de Rhapsody este jueves, aunque no todo es tanbonito como parece. Por cada canción que el usuario quiera pasar a un disco,deberá desembolsar 99 centavos. De esta forma, un álbum completo le saldrá másbarato que uno adquirido en una tienda de ladrillo, pero la diferencia tampocoserá demasiado significativa.

Detodas maneras el servicio es aún más limitado: de las cinco discográficas conlas que trabaja, sólo podrán grabarse los temas de Warner Music y dos docenasde compañías independientes.

Otros programasrivales de Listen.com, como PressPlay o Full Audio, también permiten tostarCDs, aunque de forma mucho más limitada: nunca puede grabarse un discocompleto, sino diferentes canciones.

A pesar de todaslas mejoras, los programas que permiten bajarse música gratuita siguenmostrando una terrible vitalidad frente a la pago. Mientras el archivo musicalde las piratas es tan amplio como el que los usuarios deseen, el de pago estremendamente limitado. Y, por supuesto, está la diferencia de precio: cerodólares por un lado frente a los 15 que piden, por término medio, lasplataformas de música legales.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios