BAQUIA

RSS, ese desconocido

Las ventajas de la tecnología RSS (Really Simple Sindication) son indiscutibles: permite ahorrar tiempo a la hora de navegar, estar informado al instante de cualquier novedad en las webs que nos interesan, ir directamente a la noticia seleccionada, o ahorrarnos encontrarnos con publicidad indeseada o spam.

Sin embargo, el RSS sigue siendo mayoritariamente desconocido. Según eMarketer, únicamente el 9% de los trabajadores en los Estados Unidos conoce esta tecnología. Mucho menor es aún su uso: apenas el 2% de los empleados están suscritos a algún sistema de alerta.

No se trata de una tecnología nueva, y pese a sus muchas ventajas, no acaba de despegar. En una encuesta de Pew Internet de julio de 2005, el porcentaje de población que tenía cierta idea de lo que es el RSS era del 9%, mientras el 65% no estaba muy seguro y el 26% nunca había oído hablar del término. Poco han cambiado las cosas pues en un año.

Tan bajo conocimiento y aceptación del RSS repercute negativamente en el uso de esta tecnología por parte del sector publicitario. A pesar de que casi un tercio de los publicistas en EEUU están interesados en utilizar esta tecnología, lo cierto es que apenas el 8% la emplea, prefieriendo métodos más tradicionales como el correo postal (71%), los banners (47%) o las búsquedas de pago (34%).

¿Qué haría falta para que se extendiera el uso del RSS? En primer lugar, mayor compatibilidad con los sistemas operativos. Puesto que tanto Microsoft como Apple preparan nuevas versiones para la primera mitad de 2007, sería una buena oportunidad para popularizar estos servicios. Igualmente, los navegadores deberían incorporar progresivamente facilidades para la suscripción a feeds RSS.

Sea como sea, se trata de ponérselo fácil y dárselo bien mascado al usuario, porque lo que es poco realista es esperar que instale por su cuenta alguna aplicación de lectura de feeds y que aprenda a manejarla.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios