BAQUIA

¿Sabemos (de verdad) aprovechar todas las ventajas de internet?

Parece que a todos nos vienen bien las ventajas tecnológicas, sobre todo si estas ventajas traen consigo un aumento del dinero en nuestro bolsillo o, al menos, una reducción en los gastos. Sin embargo, hay datos que demuestran que, por el motivo que sea, aún no sabemos exprimir del todo las ventajas de algunos usos tecnológicos.

Un ejemplo muy claro lo tuvimos hace dos noches, en la que el móvil fue, de nuevo, la plataforma más usada para felicitar el año. Lo sorprendente no es que fuera la herramienta más usada, que es algo esperable, sino que, de hecho, el gasto en móviles aumentó con respecto a otros años. Telefónica nos ofrece unos datos en los que asegura que en Nochevieja gestionó nada menos que 22 millones de SMS, lo que registra un aumento del 29,4% en comparación a los 17 millones del año anterior.

Entre las 0.00 y las 1.00 horas se hicieron además 21 millones de llamadas, el 3% más, de las que 15 millones fueron realizadas por clientes de Telefónica, en tanto que otros 6 millones fueron recibidas por móviles de la operadora. Durante la hora punta de Nochebuena, de las 20 a las 21 horas, Telefónica gestionó alrededor de 14 millones de mensajes cortos a móviles, frente a los 10,7 millones del año anterior, con un incremento del 3% de los SMS enviados -6 millones- y del 26% de los recibidos -8 millones-. En el mismo periodo, los clientes de Telefónica hicieron casi 7,5 millones de llamadas a móviles, el 2,6% más, en tanto que las llamadas que recibieron aumentaron cerca del 4%, hasta superar los 6 millones.

Y todo esto a pesar de que la Federación de Consumidores en Acción FACUA había aconsejado felicitar el nuevo año por Internet, al ser éste un medio más fiable y económico, además de gratuito, frente a otros más costosos como los mensajes y las llamadas desde teléfono móvil. Así pues, por toda la red se sucedieron las iniciativas de fomento de felicitación a través del correo electrónico y de las principales redes sociales. Si a esto le sumamos que conseguir usar el móvil se complica bastante en Nochevieja, el resultado parecía claro. No obstante, al final parece que el móvil no sólo ganó la batalla, sino que además aumentó sus cifras de negocio.

Estos datos nos hacen pensar hasta qué punto estamos inmersos de verdad es una revolución tecnológico. Es cierto –y obvio- que la inmediatez del teléfono móvil no la consigue ninguna otra plataforma, ya que casi nadie lleva su Facebook o su ordenador en el bolsillo, mientras que el móvil es la herramienta más inmediata para recibir y ejecutar una felicitación en vivo y en directo, y el elevado coste de este servicio no ha hecho que los usuarios opten por otras alternativos. Como mucho, las han conjugado.

Parece, pues, que la manida crisis afecta en muchos aspectos y nos hace cambiar la mayoría de nuestros hábitos de consumo. Pero felicitar el año por móvil sigue siendo sagrado. Veremos por cuánto tiempo.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios