BAQUIA

Saboteado en Alemania un coche de Google Street View

Es posible que haya visto alguna vez unos de los coches de Google, equipados con una cámara en el techo encima de un trípode que va sacando fotografías de la ciudad para volcarlas en Street View.

Gracias a este servicio, uno puede orientarse con más facilidad al buscar una dirección o hacerse una idea de cómo es la casa donde vive ese sobrino que está de Erasmus en Roma.

Pero también conlleva problemas de privacidad (a lo mejor, su sobrino preferiría que no le hicieran una foto sin darse cuenta) y de los derechos a la propia imagen de los peatones, que pasean sin saber que su cara va a acabar en el ciberespacio donde todo el mundo la vea.

Por algún motivo, el lugar donde más problemas ha encontrado el proyecto es Alemania, donde se consideró prohibirlo y las autoridades siguen denunciando que la empresa está almacenando mucha información personal de sus ciudadanos sin pedir permiso a nadie.

Y ahora alguien ha decidido tomarse la justicia por su mano y protestar no poniendo una denuncia, comentando en el blog de Google o montando una tienda de campaña frente a la sede de la empresa en California, sino saboteando el coche.

El anónimo vándalo se encontró el coche de la discordia sin supervisión, y con nocturnidad y alevosía desinfló las ruedas. Se abstuvo de sacar una navaja y rajarle las ruedas porque, bueno, es Alemania, un país civilizado, pero no se anduvo con tantos miramientos con el equipo electrónico y cortó el cable que conecta la cámara con el interior del coche.

Eso sí, ni robó nada ni rompió el vehículo, y además dejó una nota avisando al conductor de que no tenía aire en las ruedas, no fuera que la cosa acabara mal. Esperemos por su bien que la cámara no estuviera grabando.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios