BAQUIA

Saturadas las redes de móviles en Londres y las webs informativas

Las explosiones de ayer en Londres interrumpieron las comunicaciones en toda la ciudad por el aluvión de llamadas, mientras los operadores criticaban al gobierno británico por no garantizar la solvencia de las redes de móviles.

Los usuarios de móviles de la capital inglesa, muchos de ellos ansiosos por saber el paradero de familiares, amigos o compañeros de trabajo, comprobaron que no podían hacer y recibir llamadas ni enviar mensajes de texto. Las redes se enfrentaron a dificultades para gestionar el aumento en el volumen de llamadas, y los operadores dijeron que la fuerte congestión obligaba a realizar varios intentos para hacer o recibir llamadas.

Un portavoz de Orange, el principal operador móvil británico propiedad de France Telecom, dijo que el gobierno no le había pedido que suspendiese el acceso a su red, aunque las leyes permiten a las autoridades asumir el control en casos de emergencia. \”Lo que podemos hacer, pero no se ha hecho hasta este momento, es limitar el acceso. Y podemos hacer que sólo los servicios de emergencia tengan acceso. Pero no lo hemos hecho por el momento\”, dijo una portavoz de Vodafone.

Los operadores dijeron que estaban incrementando la capacidad para permitir que las redes absorbieran la avalancha de llamadas, pero las compañías de móviles pidieron que la gente se abstuviera de tratar de entablar comunicaciones innecesarias y de realizar largas llamadas.

O2 dijo que había duplicado la capacidad de su red, mientras Vodafone indicó que también lo había hecho y que había dispuesto canales liberados para los servicios de emergencia. El máximo operador de telefonía fija, BT Group, apuntó que su red estaba haciendo frente a una importante congestión de las líneas.

\”La infraestructura de líneas fijas está intacta. Sin embargo, debido al importante aumento en el volumen de llamadas, la red está experimentando algunos problemas de congestión. Se tardará algo más de lo habitual en tener línea\”, dijo BT en un comunicado.

Además, ayer era muy difícil acceder a cualquier web de medios de comunicación. La catarata de visitantes que deseaban estar informados al minuto a través de Internet provocó el colapso de muchos sitios informativos de la Red.

Ante la política informativa de hierro impuesta por los medios informativos británicos, que han decidido no publicar imágenes de muertos ni cuerpos destrozados -salvo contadísimas excepciones-, numerosos ciudadanos, fundamentalmente víctimas de las explosiones, están tomando fotografías con las cámaras de sus teléfonos móviles.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios