BAQUIA

Scoopt pone las portadas de los periódicos al alcance de todos

Actualmente, cualquier persona equipada con una cámara digital o un teléfono móvil multimedia puede convertirse en improvisado reportero y dejar constancia de hechos notorios que el azar ponga en su camino. No hay más que recordar las escenas del tsunami que asoló el sureste asiático a finales del año pasado, o las escasas imágenes vistas de los atentados del 7-J en Londres: todas ellas fueron tomadas por los dispositivos digitales de personas que se encontraban en tales momentos en el lugar clave.

Es indudable que la tecnología está cambiando la concepción clásica del periodismo, derivando hacia lo que ahora se conoce como periodismo participativo o democrático. Ningún medio es capaz de hacer llegar un reportero al lugar crítico en cuestión de minutos, pero gracias a la rapidez y facilidad de uso de Internet y los dispositivos con cámara integrada, basta que cerca se encuentre cualquiera persona familiarizada con el manejo de aquéllas para que una noticia sea cubierta. En general se trata de personas anónimas, pero desde ahora pueden obtener reconocimiento e incluso una compensación económica a cambio de sus documentos gráficos.

En el Reino Unido ha nacido Scoopt, una agencia de medios creada para actuar como intermediaria entre los eventuales fotógrafos y la prensa. Su reclamo es sencillo: cualquiera puede conseguir la foto que aparezca en la portada de los diarios. Scoopt se ocupa de rellenar el vacío entre los medios y los fotógrafos aficionados, vendiendo las imágenes bien como exclusiva, bien como parte de un fondo de catálogo. Eso sí: como explican en las condiciones de uso, el autor de la imagen debe renunciar durante tres meses a los derechos sobre la misma, de forma que no podría siquiera publicarla en un blog. A cambio puede estar seguro de que la foto se comercializará en exclusiva para un único medio.

El funcionamiento de la agencia es simple: primero, el usuario debe registrarse, de manera totalmente gratuita. Después, manda la imagen a través de un mensaje MMS o del correo electrónico. La agencia comprueba la autenticidad de la foto, y a partir de aquí, sólo tiene que confiar en la fuerza de la imagen o en las dotes de convicción de los comerciales de Scoopt para que su fotografía sea adquirida por algún medio. En tal caso el ingreso se reparte al 50% entre el autor y la agencia.

Ya lo sabe: tenga siempre su cámara digital a mano. Tal vez mañana sea usted la fuente de la noticia.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios