BAQUIA

Se abre la veda contra YouTube

La compra de YouTube por Google parece haber abierto la veda para freír a demandas al portal de videos, al que hasta la fecha casi nadie había reclamado nada y sí en cambio utilizado su enorme potencial de difusión para intentar aumentar sus cotas de popularidad. Google probablemente sabía dónde se metía en el tema de los contenidos audiovisuales, y por eso se guardaba en la manga una serie de acuerdos con los principales distribuidores. Pero el aluvión de protestas provenientes del mundo del deporte le ha pillado por sorpresa, aunque algunos han hecho correr el rumor de que todo estaba previsto y en el precio de compra se incluía una partida para satisfacer demandas.

El caso es que estas reclamaciones no acaban de ser muy comprensibles. ¿Qué mal puede causarle, por ejemplo, al Bayern de Munich, uno de los primeros acusadores, que los usuarios vean los goles del equipo de la última jornada? ¿Acaso el usuario no paga por lo que es actual? La entrada al estadio, la tarifa del pago por visión, la camiseta del ídolo de turno… Pretender cobrar por algo que se convierte en un activo digital (un archivo de imágenes del equipo, con millones de potenciales visitas, disponible gratis en Internet y sin ningún coste de creación para el club) sólo responde a la ignorancia del medio o la mezquindad de querer sacar algo de tajada de los dineros de Google.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios