Se busca blogger: 10.000 $ de recompensa

El autor del blog Patent Troll Tracker se define a sí mismo como “un abogado interesado en las patentes, pero no en la publicidad”. Y sin embardo, su blog ha atraído miles de visitas en los últimos días, y todo porque, al estilo del Far West, se ha puesto precio a su cabeza… o mejor dicho, a su identidad.

Este aluvión de visitas es consecuencia de que el blog haya aparecido destacado en Slashdot, Digg o TechCrunch, y a haber sido elegido blog de la semana por ABA Journal, una asociación dedicada a la información legal. Tanta fama se ha originado en la ira de una firma de abogados objeto de sus comentarios.

Raymond Niro es un abogado de Chicago acostumbrado a los pleitos duros y a recibir más de una descalificación. Su bufete, Niro Scavone Haller & Niro, compuesto por 30 abogados, está especializado en el registro de patentes, que no siempre terminan cristalizándose en productos comerciales. Eso sí, el bufete cobra derechos de uso a todo aquel que pretenda utilizar una tecnología registrada, y persigue a los que se resisten al pago.

La denuncia de estas prácticas en Patent Troll Tracker parece haber provocado la ira del abogado Niro, enfrentado esta vez a un acusador al que no puede encararse ni demandar. Por eso ha ofrecido 10.000 dólares de recompensa a cualquier que le facilite información sobre la identidad del autor del blog.

Éste se acoge a la Primera Enmienda de la Constitución de los EEUU para mantener su derecho a criticar manteniendo el anonimato. Obviamente, Niro no piensa de este modo, y afirma que el blogger debe responsabilizarse de sus opiniones y desvelar su identidad y ocupación. Irónicamente, el blogger ha preguntado desde su página si se le permitiría cobrar la recompensa si ésta alcanzara los 50.000 dólares.

Uno de los casos denunciados en el blog es el de Global Patent Holdings LLC, un cliente de Niro que posee una patente sobre la compresión de datos en Internet, una tecnología que se aplica, por ejemplo, cuando una web muestra una imagen en JPEG.

El pasado mes de octubre, Global Patent Holdings denunció a las empresas Kraft y Ccaterpillar por infringir dicha patente; la lista de demandas podría ser interminable, dada la enorme cantidad de páginas web que utilizan esa tecnología.

Niro se defiende alegando que no todos sus casos están llevados al límite de esa forma, y que su bufete acepta a muchos clientes a los que sólo cobra (entre un 30 y un 40% de los costes) si gana el caso. Sea como sea, esos 10.000 dólares van a suponer una publicidad excelente para su firma.

www.baquia.com


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios