BAQUIA

Sega quiere liquidar cuanto antes sus inventarios de Dreamcast

Asimismo, Sega podría anunciar importantes descuentos para Europa en el precio de la Dreamcast. Lejos de convertirse en la gran ayuda económica que la compañía japonesa esperaba, la consola de 128 bits se ha convertido en una carga que Sega se ha visto obligada a soltar como sea.

Sega quiere centrarse ahora en el software y en los negocios de entretenimiento para intentar alcanzar de nuevo la rentabilidad en el próximo año fiscal.