BAQUIA

¿Seguirá siendo tan exclusivo tener un Mac?

A Apple le ha salido un grano en una molesta parte con los clones de sus Macs que se ha sacado de la manga PsyStar. Y es que aunque todos los fundamentos jurídicos del caso parezcan estar de su parte, no le será fácil conseguir que la empresa afincada en Miami deje de comercializar ordenadores con el sistema operativo Leopard preinstalado, y como mínimo se verá enzarzada en largos procesos judiciales si opta por la vía de reclamar sus derechos como propietaria del software.

En el fondo, Apple podría aprovechar la oportunidad para utilizar los Open Computer como un vehículo promocional para acceder a nuevos mercados: uno de esos PCs cuesta alrededor de una quinta parte de lo que vale un Mac, por lo que abren la puerta de las exquisiteces del software de Apple a millones de potenciales consumidores que jamás podrían acceder a los exclusivos ordenadores de la compañía de Steve Jobs. Lo siguiente es seguir ofreciendo calidad y valor añadido, para que un clon no sea lo mismo que tener un producto original, y los dueños de aquél aspiren a poseer uno de éstos.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios