Seguridad aérea, la nueva cruzada de la Red

Primero, los viajeros estadounidenses de a pie se sintieron incómodos al ver que tenían que para coger un avión tenían que pasar por unos arcos de seguridad que les mostraban, como en película de James Bond, (más o menos) tal y como llegaron al mundo. Después, los espectadores de televisión se horrorizaron al ver que  las imágenes de la gente en los arcos se filtraban a la Red.

Y como no hay indignación que no encuentre tierra de cultivo en Internet, proliferan las críticas, las parodias, (en vídeos o en Twitter), y la cosa ha terminado en que los servicios de geolocalización se suman a la protesta. Así, los viajeros que se nieguen a pasar por los arcos a cambio de ser cacheados pueden ganar un iPod Touch, por cortesía de Loopt, o una placa específica de Foursquare, si "fichan" desde el aeropuerto.

También hay quien intenta hacer negocio vendiendo ropa interior que oculta las intimidades al escáner (con una hoja de parra), todo esto en la semana en la que EEUU celebra Acción de Gracias, cuando se registra el fin de semana de más tráfico aéreo del año.

Las placas de Foursquare llevan frases cómicas como "Parece que te han tocado el equipaje, ¡buenas vacaciones y que tengas un viaje seguro!", y la imagen de un monigote con cara de susto, y tapándose la entrepierna con el maletín. Para recibirlas, hay que fichar en el aeropuerto incluyendo palabras clave como "sobar", "TSA" (por la agencia encargada de la seguridad) o la ya frase hecha "don't touch my junk, bro!".

Total, tanta seguridad para que luego un agente federal se deje la munición en el revistero del avión.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios