BAQUIA

¡Señor, qué agobio!

Hay muchas cosas que caracterizan nuestro mundo moderno, pero dos de ellas se hacen cada día más evidentes: la saturación informativa que sufrimos, y que nos lleva a consumir noticias como churros (sin valorarlas, ni analizarlas, ni contar con el más mínimo tiempo para digerirlas); y por otra parte la cantidad de servicios y productos que surgen cada día como setas.

La pregunta es: ¿Tenemos tiempo para conocer todas y cada una de las novedades tecnológicas, entre la familia, el trabajo y las obligaciones varias que todos tenemos? El asunto es importante; se trata nada menos que de seguir siendo paletos tecnológicos, o de dar el salto a la Modernidad. Más


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios