BAQUIA

Sepa si es adicto a la tecnología

Una encuesta revela que los estadounidenses se están volviendo cada vez más adictos al ordenador, el móvil e Internet. El estudio revela algunas características del perfil de estas personas, así que… Valórese usted mismo.

La última generación de productos tecnológicos incluye desde los MP3 hasta los iPod, pasando por la televisión de alta definición y los grabadores digitales de vídeo, como TiVo. Y algunas personas reconocen libremente su adicción a la alta tecnología, según una encuesta de AP-Ipsos, informa la agencia Associated Press.

“La conexión a Internet es mi contacto con el mundo“, afirma Jennifer Strother, madre de dos niños pequeños. “Es el medio de comunicación con las amistades, especialmente para las madres que no trabajan. Estoy ávida de mantener una conversación adulta, de enterarme de algo que no sean las aventuras de Dora la Exploradora”.

Uno de sus artefactos preferidos es TiVo, que le permite grabar los programas favoritos de ella y su esposo, además de los de sus hijos.

La cuenta para estar totalmente conectado al espectáculo y las comunicaciones supera los 200 dólares mensuales para un tercio de los hogares de EEUU. Cuatro de cada diez gastan entre 100 y 150 dólares mensuales, según la encuesta entre 1.006 adultos realizada entre los pasados días 13 y 15.

William Grantmyre gasta más de 500 dólares mensuales en comunicaciones, espectáculos e Internet en dos casas, una en la ciudad y otra en la playa. El abogado dice que no tiene alternativa.

“Televisores, conexión por cable o satélite, teléfonos móviles, Internet de banda ancha… Todas esas cosas son bastante esenciales en el mundo de hoy“, comenta.

Casi la mitad de los dueños de PC dice que no puede concebir su vida sin ordenador. La misma proporción de usuarios de móviles dice lo mismo acerca de éstos.

La fuerte lealtad a la Red de banda ancha es una señal de adicción a las nuevas tecnologías. Casi cuatro de cada diez usuarios la consideran esencial, y dos de cada diez dicen lo mismo acerca de sus reproductores de DVD, cable digital y CD.

“Lo propio de nuestra cultura es la distracción, la insensibilización”, matiza David Greenfield, psicólogo especializado en problemas derivados de la alta tecnología. “No hay un momento para la autorreflexión, para quedarse quieto. Es absolutamente agotador“.

Mientras, el número de poseedores de aparatos tecnológicos crece sin cesar. Los regalos más codiciados en estas fiestas de fin de año son los reproductores de DVD o MP3, los teléfonos móviles y las consolas de vídeojuegos.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios