Sergey Brin será turista espacial

Ponerse un traje de astronauta, montar en un cohete, despegar de una base espacial, entrar en la órbita terrestre y contemplar la Tierra desde una altura de 100 kilómetros mientras se flota sin gravedad… Es un sueño de millones de personas al alcance de unos pocos privilegiados.

Sergey Brin, uno de los co-fundadores de Google, será uno de esos elegidos. Brin, de origen ruso, viajará hasta la Estación Espacial Internacional a bordo de una de las naves Soyuz adaptadas por la compañía austriaca Space Adventures, especializada en los paseos espaciales. Esta compañía ya ha mandado a cinco turistas al espacio desde que empezó a operar en 2001.

Brin ha tenido que pagar 5 millones de dólares para reservarse un asiento en el viaje, que tendrá lugar en el año 2011. Una minucia para él, teniendo en cuenta que su fortuna personal asciende a más de 18.500 millones de dólares, según la clasificación que elabora periódicamente la revista Forbes.

El propio Brin no ha confirmado por el momento que vaya a realizar el viaje, y ha declarado que considera el depósito del dinero como una inversión en la compañía, y que por el momento no ha decidido si ejecutará la opción de viajar, aunque ya ha probado los efectos de la ausencia de gravedad en un centro de California.

Lo cierto es que Space Adventures ha reservado dos de los tres asientos del viaje de la Soyuz en 2011, una ayuda económica bien recibida por la Agencia Espacial Federal Rusa, ya que se calcula que el coste total del viaje en que participará Brin es de 35 millones de dólares.

Sin embargo, la agencia rusa duda de que pueda seguir reservando plazas a los turistas espaciales en futuros viajes, dada la alta demanda recibida. Por este motivo, Space Adventures se está planteando reservar un vuelo exclusivo para seis turistas, que seguirían yendo acompañados de un cosmonauta ruso.

Brin permanecerá en el espacio un tiempo de dos semanas, durante las cuales dará entre 150 y 200 vueltas al planeta. También participará en algunos experimentos científicos, relacionados con tests farmacéuticos y pruebas con circuitos eléctricos.

“¡Hasta el infinito y más allá!”, era el lema de Buzz Lightyear. Ahora también podrá usarlo Google, a la que parece que la Tierra se le queda pequeña.

www.baquia.com


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios