Sex.com cambia de manos

Comprar un dominio de Internet para especular con su posterior venta millonaria es una vieja aspiración de muchos. Gary Kremen no es un especulador, pero sí un tipo listo, capaz de vislumbrar una oportunidad de negocio antes que la mayoría. Allá por el año 1994, cuando pocos imaginaban el éxito que iba a tener aquel incipiente invento llamado Internet y que por entonces no utilizaba más que un puñado de friquis, Gary compró el dominio sex.com. También se hizo con match.com, con el que montó un lucrativo negocio para emparejar solteros. Después la historia se complicó, ya que un desaprensivo le robó el codiciado dominio y durante años se embolsó los beneficios generados, llegando a ingresar hasta 100 millones de dólares. Con huida de la justicia estadounidense incluida, hace unos meses el villano fue finalmente detenido en Tijuana (México), y Kremen recuperó la posesión de sex.com. Ahora, tal vez para evitarse más disgustos y complicaciones, ha decidido desprenderse de él a cambio de 12 millones de dólares, que pagará un grupo de inversores de Boston. No es mal negocio, desde luego. Más


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios