BAQUIA

Si el vídeo se retrasa, adiós

A todo el mundo le ha pasado alguna vez: mientras ve un vídeo en Internet, de repente la imagen se congela y hay una pausa en la reproducción mientras el vídeo se recarga (proceso conocido en ingles como buffering). ¿Qué sucede entonces?

Parece que en esos casos, la paciencia es una virtud ciertamente escasa entre los internautas, y lo normal es abandonar la página sin más… Eso es lo que afirma un estudio de TubeMogul, una compañía especializada en las métricas relacionadas con la distribución de vídeo.

Para elaborar su investigación, se analizaron durante dos semanas 192 millones de vídeos servidos en streaming en seis plataformas de contenidos: Akamai, Limelight, Edgecast, Panther/CD Networks y Bit Gravity. En el análisis se incluyeron todo tipo de vídeos, desde piezas de 2 a 10 minutos hasta programas de TV de larga duración.

La idea principal era averiguar con qué frecuencia los vídeos online se recargan, para comprobar si ver un vídeo en Internet está cerca o no de aproximarse la experiencia de la televisión, donde, que se sepa, el espectador padece otro tipo de molestias, pero no la del buffering.

Afortunadamente para los distribuidores de contenidos en vídeo, las recargas no son demasiado habituales, aunque no dejan de tener una cierta relevancia: del total de vídeos analizados, el 6,84% se recargan una vez, un 2,48% dos veces y un 0,96% hasta cuatro veces.

Y es que cuando esto sucede, un 81% de los espectadores opta directamente por cerrar la ventana, sin esperar a que el vídeo vuelva a arrancar. Ni que decir tiene que si el vídeo incluye publicidad, es ciertamente complicado que el usuario tenga el aguante para verla…

A pesar de estos datos, la popularidad de los vídeos en Internet no deja de aumentar. Según Nielsen, en los EEUU hay 138 millones de usuarios de este servicio, que consumen una media de 22 minutos de vídeo online a la semana.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios