BAQUIA

Sic transit

Si algo hay claro en Internet es que los tiempos son rápidos. Tan rápidos que un producto que hoy significa el 90% de las ventas de una empresa, en 12 meses apenas representa el 15%. El grado de innovación y la rapidez en la copia exige que cualquier producto que sea hoy un gran éxito, esté constantemente cuestionado. Lo más probable es que no dure mucho. Es el problema de las Telcos tradicionales: habituadas a ganar dinero con productos que duran décadas, hoy se ven ante la imposibilidad de mantener un negocio estable en el tiempo.

Es el caso de Overture.Si hubiera que seleccionar una empresa de Internet que se llevara la palma en 2003, probablemente ésta sería una de las tres candidatas. Actualmente aparece en la lista de las 100 mejores empresas de tecnología que elabora la revista Business Week, que nos habla en un interesante artículo sobre el invento de esta empresa: la publicidad de \”pago por resultados\”. El problema es que su invento es ya conocido y tiene potentes enemigos.

El más importante competidor -y sin duda alguna, el más peligroso- es Google, que, además, es el buscador más utilizado por los internautas. En esta área, la de las búsquedas puras, Overture ha comprado AltaVista y la empresa noruega FAST, con la intención, como Google, de ofertar todos los servicios desde una sola empresa. El problema, por una parte, es que Google ya tiene todo funcionando y Overture tiene todavía que convertir su inversión en las empresas compradas en una oferta competidora de valor suficiente para que la gente la utilice de forma regular. Esto le llevará, probablemente, hasta final de año. Una eternidad para que Google le saque distancia.

Por otra parte, su propio éxito, hace que dos de sus más importantes clientes, Yahoo y MSN, se puedan plantear dejar de colaborar con Overture, a la que pagan el 30% de sus ingresos de \”pago por resultados\” ya que utilizan el servicio de Overture para ello, y quieran hacerlo con su propia tecnología. Entre ambas empresas representan más del 50% de los ingresos actuales de Overture.

Es decir, no vale ser el rey: hay que seguir mirando atrás todo el rato.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios