BAQUIA

Sidekick: con el susto aún en el cuerpo

“Sidekick” se puede traducir como “golpe lateral”, por ejemplo en el contexto de algunas modalidades de lucha. Para T-Mobile y Microsoft podría haber supuesto un golpe no lateral, sino en toda la frente. Porque a punto han estado de hundir la frágil confianza de los usuarios en el cloud computing. Pero finalmente, lo que parecía una pérdida irremediable de los datos de los clientes de T-Mobile, guardados en un servicio online, se ha quedado en susto, después de que se hayan logrado recuperar la mayoría de los que se creían perdidos.

El incidente se ha producido justo una semana después de que Microsoft presentara su nueva gama de teléfonos Windows Phone, que incorporan como novedad el servicio de back-up online MyPhone. Y aunque parece que todo el (casi) desastre se ha debido más a incomprensibles negligencias en empresas tecnológicas de primera fila que a deficiencias en la solidez del sistema, el susto para los usuarios no se va a olvidar fácilmente.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios