BAQUIA

Siemens cumple, pero despide

No siempre unos buenos resultados fiscales suponen una garantía de continuidad para los integrantes de esa empresa, y el último episodio protagonizado por el gigante alemán Siemens es una buena prueba de ello.

Esta heterogénea empresa, que vive tanto de los teléfonos móviles (es el tercer fabricante del mundo) como de los trenes, ha superado las expectativas al conseguir un beneficio neto de 1.150 millones de dólares durante el primer trimestre de 2002. Hace un año obtuvo 578 millones.

Bien es cierto que de esa abultada cifra, 503,8 millones de dólares proceden de la venta de 40 millones de acciones del fabricante de chips Infineon, pero también es verdad que aún así, la parte restante sobrepasa los 619,6 millones de dólares que preveía la industria.

Las ventas durante el segundo trimestre fiscal de Siemens también estuvieron ligeramente por encima de lo esperado. La compañía germana consiguió 21.260 millones de euros, más de 1.000 millones más de lo esperado por el mercado y unos 630 millones por encima de lo obtenido el mismo periodo del pasado año.

Pero pese a tan buenos resultados, Siemens ha anunciado el despido de otros 6.500 puestos de trabajo dentro de su unidad de redes de telecomunicaciones, una reestructuración que le costará más de 269 millones de dólares. No hace mucho tiempo, la compañía germana puso en la calle a otros 10.000 trabajadores de esta misma división, por lo que contando la nueva remesa ya se ha deshecho de un tercio de su fuerza de trabajo en esta unidad.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios