BAQUIA

Siete consejos para elegir el mejor dominio

Hoy día, el dominio constituye una carta de presentación para millones de usuarios y empresas que se mueven en Internet, bien como meros usuarios o bien desarrollando su actividad profesional y/o empresarial. El dominio es por tanto, el elemento diferenciador con respecto a los demás usuarios, empresas o productos, pero también, constituye nuestra dirección en la red, siendo la forma más sencilla de localizarnos en Internet: “si no estás, no existes”.

Es por esto, que escoger un nombre de dominio acertado y en una empresa que ofrezca garantías de registro, es vital para evitar serios problemas a largo plazo. Para Piensa Solutions hay siete claves fundamentales para elegir y registrar un dominio:

1. El nombre. Depende. No es lo mismo emprender una actividad comercial online que albergar un sitio personal donde compartir experiencias con otros internautas. Si se trata de una empresa en Internet, el nombre debe identificarse con la actividad ofrecida en la web, y a la vez debe ser sencillo de recordar para los visitantes.

2. La extensión. Los nombres de dominio que tienen más valor son los acabados en .com. El resto tienen entre un 15 y un 30% menos de valor. .El dominio .com, es el más valioso porque es reconocido a nivel mundial. Sin embargo, si lo que se desea es desarrollar una actividad exclusivamente en el ámbito nacional, será suficiente con registrar un dominio .es, más económico y reconocible por los internautas españoles, así como por todos los hispanoparlantes.

3. Asegurarse de la titularidad. Lo mejor es optar siempre registradores oficiales reconocidos por la ICANN (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers). Aunque hay varios métodos para comprobar la titularidad de un domino, esta e la mejor manera de ahorrarse sorpresas desagradables.

4. Registrar el dominio con el nombre de la persona o la empresa, con el fin de evitar problemas legales en el futuro.

5 El dominio debe ser fácil de pronunciar y comprender. Si el nombre se entiende a la primera será más sencillo de recordar que si el internauta no sabe el significado de las palabras que integran el dominio. Además, no debe haber diferencia entre la manera de pronunciarlo y la de escribirlo ya que será más difícil de recordarse.

6. Registrar con garantías. Cuando se registre un dominio y/o se contrate un servicio de hosting, hay que pedir referencias.

7. Contratar lo necesario. Las compañías de hosting ofrecen muchos servicios a sus clientes, sin embargo, no sirve de nada si no se va a hacer uso de ellos. Los más utilizados son Scripts autoinstaladores (programas que se instalan con un solo click) y los constructores de webs online.

www.baquia.com


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios